La Comunidad inspecciona las piscinas de la región para velar por las buenas condiciones higiénico-sanitarias

Publicado 11/07/2015 13:44:21CET
Piscina
EUROPA PRESS

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha iniciado la campaña para velar por las buenas condiciones higiénico-sanitarias de las 1.958 piscinas censadas en la Comunidad de Madrid, excluyendo las del Ayuntamiento de la capital

Así, 60 inspectores comprobarán las 380 piscinas municipales, privadas y de comunidades de vecinos con mayor aforo, y de los tres parques acuáticos y las cinco zonas de baño naturales existentes en la Comunidad de Madrid. Los ayuntamientos realizarán las inspecciones con sus propios medios, colaborando el Gobierno regional en aquellos con menos de 20.000 habitantes.

Según ha informado el Ejecutivo autonómico en un comunicado, el Servicio de Urgencias Médicas de la Comunidad de Madrid -SUMMA 112- atendió el año pasado 23 casos de ahogamiento, de los que 16 afectados pudieron ser recuperados y trasladados a centros hospitalarios. En otros 7 casos sólo pudo verificarse el fallecimiento. La mayor parte de las atenciones del SUMMA por ahogamientos, un total de 14, fueron en piscinas, 6 en embalses, dos en ríos y uno en una alberca.

RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD

Para prevenir accidentes, la Comunidad recuerda a los padres o cuidadores que deben vigilar permanentemente a los menores cuando se encuentren en las piscinas, igual que en cualquier otra zona de baño, y que deben elegir el vaso adecuado a su edad.

En general hay que evitar que se acerquen solos al borde de la piscina o que hagan piruetas, lanzamientos, saltos y acciones similares junto al agua, así como también que pasen demasiado tiempo expuestos al sol o que caminen descalzos en zonas húmedas o encharcadas.

Para poder disfrutar de un baño seguro, la Consejería de Sanidad recomienda tratar de evitar entrar de golpe en el agua para que no se produzcan cambios bruscos de temperatura corporal y accidentes; respetar los tiempos de digestión y evitar el baño después de una exposición prolongada al sol o un ejercicio físico intenso.

Sanidad recuerda que las personas con enfermedades contagiosas de transmisión hídrica o dérmica no pueden acceder a la zona reservada a los bañistas y recomienda ducharse antes y después del baño.

OBLIGATORIO CONTAR CON SOCORRISTA

La Consejería de Sanidad recuerda que todas las piscinas de uso colectivo, públicas y privadas, incluidas las de comunidades de vecinos de más de 30 viviendas, deben disponer de un servicio de socorrista, tal como recoge el Decreto 80/1998, de 14 de mayo que regula las condiciones higiénico-sanitarias de las piscinas de uso colectivo. En la Comunidad de Madrid se encuentran actualmente registrados 20.539 socorristas

Para poder ejercer su actividad, los socorristas han de estar inscritos en el Registro de Profesionales del Socorrismo Acuático de la Consejería de Sanidad. Los requisitos que deben cumplir estos profesionales son haber cumplido los 16 años, tener formación en primeros auxilios, soporte vital básico y socorrismo acuático. Dicha formación deben actualizarla cada dos años.

Los socorristas deben permanecer en las instalaciones durante todo el tiempo de su funcionamiento. El número de socorristas es de un mínimo de uno para 500 metros cuadrados de lámina de agua, dos socorristas para las que cuenten entre 500 y 1.000 metros cuadrados y, a partir de cada 1.000 metros, un socorrista más.

Las piscinas que, en su conjunto, sumen entre 500 y 1.000 metros cuadrados de superficie de agua deben contar con la presencia de enfermería y, a partir de 1.000 metros cuadrados deben disponer de médico. Además, las piscinas deben tener elementos de apoyo de rescate como salvavidas, como mínimo dos ubicados en lugares visibles y de fácil acceso. Los responsables de las piscinas deben vigilar también la calidad del agua y de las instalaciones, siendo los ayuntamientos los competentes, en materia de autorización, inspección y ejercicio de la potestad sancionadora de las piscinas.