La Comunidad lanza un plan para adaptar la atención en situaciones de emergencia a discapacitados intelectuales

Pedro Rollán y Mariano Casado
COMUNIDAD DE MADRID
Publicado 07/09/2018 13:40:02CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha firmado este viernes un convenio de colaboración con Plena Inclusión Madrid para llevar a cabo el primer plan específico para favorecer el acceso de personas con discapacidad intelectual a los servicios de emergencias.

Así, la Comunidad va a diseñar y aplicar un plan de actuaciones para impulsar el acceso y la mejora de la atención a las personas con discapacidad intelectual. El objetivo es que desde el momento en el que una persona con discapacidad intelectual realiza una llamada al 112, la atención de los profesionales de los servicios de emergencias sea accesible, eficaz e inclusiva.

Las diferentes medidas se recogen en el convenio, que pasa por la creación de un grupo de expertos en seguridad, emergencias y en atención a las personas con discapacidad intelectual para la definición y desarrollo de las diversas actuaciones previstas.

Entre otras actuaciones, profesionales de Madrid 112 y Plena Inclusión van a colaborar en la elaboración de protocolos de intervención en situaciones de emergencia en las que estén involucradas personas con discapacidad intelectual, para que se trate de llevar a cabo de manera eficaz.

La colaboración entre los entes contempla la participación de personas con discapacidad intelectual en jornadas de formación sobre cómo actuar en caso de verse involucrados en situaciones de emergencia.

El convenio tiene una vigencia de cuatro años, prorrogable por otro periodo de igual duración, y no conlleva coste económico para ninguna de las partes.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno regional, Pedro Rollán, ha expresado que adaptarán "todo lo necesario" los talleres que realizan Madrid 112, Bomberos y Agente Forestales para que "el colectivo pueda participar plenamente en ellos, adquiriendo conocimientos que incrementen su autonomía en materia de prevención de riesgos y autoprotección".

Por su parte, el director gerente de Plena Inclusión, Mariano Casado, ha afirmado que "lo primero que hay que desarrollar es la conciencia de que los riesgos existen, las situaciones de emergencias suceden y hay que atenderlas y tratarlas". "Tratar estas situaciones desde la improvisación es absurdo e ineficaz", ha añadido.

Además, ha señalado tres aspectos que se quieren llevar a cabo con este plan "que la persona con discapacidad tenga algunos instrumentos para reaccionar, que la gente que está en su entorno sepa hacerlo y que las personas que atiendan estén preparadas y sepan atender".