Consejería de Sanidad asegura que los empleados de citas médicas seguirán trabajando tras la centralización del servicio

Actualizado 25/01/2010 15:19:25 CET

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El director de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Armando Resino, aseguró hoy en declaraciones a Europa Press que los trabajadores de citas médicas de la región seguirán trabajando tras la centralización del servicio en un mismo 'call center', tras la denuncia sobre este tema realizada hoy por CSIT-Unión Profesional.

Según el responsable autonómico, el pasado mes de julio ya se informó al grupo de trabajo de Movilidad de la mesa sectorial de Sanidad de la intención del Ejecutivo autonómico de "crear una plataforma para centralizar las citas médicas", un tema que, por tanto, "ya ha sido comentado ampliamente con los sindicatos en las reuniones que ha habido sobre la libre elección de médico".

Así, Resino reconoció que el plan de la Consejería es "centralizar las citas médicas tanto de Atención Primaria como de Especializada, en el ámbito de la libre elección de médico", en un mismo 'call center'. Para el sindicato CSIT, esto supondrá que unos 700 empleados del servicio no podrán negociar sus condiciones de trabajo con esta "privatización".

"En Atención Primaria se seguirán atendiendo como hasta ahora, por parte del personal administrativo, las primeras citas a través de la web o de los reconocimientos de voz", indicó el director de Recursos Humanos, añadiendo que "esto, evidentemente, no afecta a 700 personas, sino que dependerá de las cargas de trabajo que haya". En cualquier caso, aseguró que "en estos momentos no hay cifras ni mucho menos".

Asimismo, Resino recordó que "en otros casos similares, como el del cierre del Laboratorio de Vicente Soldevilla, se negociaron con los sindicatos las condiciones de trabajo de los profesionales".

"Así que en el supuesto de que se diera algún tipo de incidencia por la apertura del 'call center' tendemos la obligación de negociar las condiciones de estos trabajadores afectados, que seguirán siendo los mismos, aunque cosa distinta es que puedan verse afectados por los procesos de reordenación o de dimensionamiento de la carga de trabajo", continuó el director de Recursos Humanos de Sanidad.

En cualquier caso, aseguró que "no habrá incidencia directa por pérdida de empleo" y que "sólo se negociarán las condiciones dependiendo de la relación jurídica que mantenga cada trabajador".