El Consejo de Cultura de la ciudad de Madrid podría celebrar su primer pleno en marzo

Manuela Carmena con Marisa Paredes
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 21/01/2019 11:22:36CET

Recibe críticas de PP y Cs por "inoperante" e "ideologizado"

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Cultura de Madrid podría celebrar su primer pleno en marzo después de que su reglamento haya pasado este lunes por la comisión de Cultura y Deporte, donde ha obtenido dictamen favor de Ahora Madrid y PSOE. PP y Cs, formaciones que han presentado sendas enmiendas a la totalidad, se han opuesto a su modelo por considerarlo "ideologizado" e "inoperante".

Este órgano, "reclamado desde hace mucho tiempo por el sector", ha remarcado la alcaldesa y titular de Cultura, Manuela Carmena, busca "un espacio estable para tener un encuentro de diálogo" ya que "la política cultural municipal debe emanarse de la ciudad" mediante el avance en la búsqueda de fórmulas de participación ciudadana.

Mesas sectoriales y trasversales, el pleno, una comisión asesora con profesionales independientes, elegidos por miembros del consejo y de las mesas, y grupos de trabajo específicos darán vida al Consejo de la Cultura, que nació como iniciativa del PSOE.

Carmena ha reconocido que el Consejo de Cultura "se ha retrasado pero las cosas bien hechas tardan". En cuanto al cronograma previsto incluye la aprobación definitiva del reglamento en el pleno del 29 de enero para convocar las mesas sectoriales del 4 al 18 de febrero, así como para la elección de los vocales. El pleno constituyente podría celebrarse en marzo.

Para la portavoz de Cultura de Cs, Sofía Miranda, "este Consejo nace caduco" porque "no tiene consenso de todos los partidos". Y eso ha sido así porque se 'impuso' una estructura de mínimos a presentar posteriormente al sector. "No es aceptable", ha lanzado, algo rechazado por la directora de Programas, Getsemaní San Marcos. Ejemplo de que no fue un modelo cerrado ese primer borrador son las 18 enmiendas presentadas por el PSOE, incorporadas en su práctica totalidad.

Miranda ha cuestionado el calendario dado que en abril, por las elecciones, en su pleno no habrá miembros de la Corporación municipal. Además cree que este órgano "no será ágil si el pleno se convierte en una asamblea". En cuanto a la apertura de las mesas, la edil de Cs ha opinado que "eso dilata la toma de decisiones y del trabajo". "No es aceptable que los Foros Locales estén en la toma de decisión del pleno", ha rematado.

La socialista Mar Espinar ha declarado que este órgano "se necesitaba desde hace muchos años". Su partido concurrió a las elecciones con una propuesta, una Mesa de la Ciudadanía de las Artes, para después proponer un pacto por la cultura, "que fue rechazado por el equipo de gobierno en el pleno".

Finalmente se aceptó la idea del Consejo de Cultura incluida por el PSOE en el acuerdo presupuestario de 2017, "un mecanismo de colaboración plural e independiente con representantes del sector y partidos políticos".

El resultado "no es el que habría hecho el PSOE pero, entre la nada y este diseño, lo apoyamos", ha contestado recordando las 18 enmiendas presentadas, la mayoría incorporadas, como la rendición anual de cuentas en el Pleno de Cibeles y la incorporación de sindicatos y FRAVM.

La portavoz de Cultura del PP, Isabel Rosell, ha tildado de "muy sectario" este órgano, marcado por su "carácter ideológico y la ficción carmenita de la participación ciudadana". "Colocan al mismo nivel de voto a representantes de lo más variado del sector" como si trataran de "reproducir el funcionamiento de sus círculos y Foros Locales". A eso ha sumado que celebrar el pleno en marzo es una "tomadura de pelo cuando han tenido toda la legislatura".

Getsemaní San Marcos ha pedido que le expliquen las portavoces de PP y Cs por qué dicen que no es un consejo profesional cuando "su estructura no dista mucho de la del INAEM con algunas modificaciones procedentes de esos encuentros con el sector", en los que participaron ambas formaciones políticas.

Contador