Cs dice a Carmena que es la que insulta, PSOE comparte "hartazgo por bronquitas" y PP cree que "se le ha ido la olla"

Publicado 12/12/2018 16:59:22CET

Carmena duda de la eficacia de un sistema en el que las respuestas a los debates suelen estar escritas de antemano

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Cs de Cultura en el Ayuntamiento de Madrid, Sofía Miranda, ha lanzado a la alcaldesa y titular del área, Manuela Carmena, que es ella "la que insulta" mientras que su homóloga en el PSOE, Mar Espinar, ha compartido el "hartazgo por las bronquitas". La edil del PP Isabel Rosell cree que a Carmena, con su primera intervención en la comparecencia a petición propia de la comisión "se le ha ido un poco la olla".

Hace un mes, en la comisión anterior de Cultura y Deportes, PP y Cs anunciaron que abandonarían este foro si la alcaldesa volvió a presentarse en las comparecencias a petición propia, donde da cuenta de acciones del área, sin facilitarles previamente los datos y toda la información a la oposición. Consideraban que, más que una comparecencia, eran ruedas de prensa.

Es por eso que hoy Carmena ha inaugurado "una forma de trabajar diferente", enviándoles en el día de ayer un documento de power point con la información de la que iba a hablar en la comisión dado que las portavoces de Cs y PP parecían "muy enfadadas". "Consideraban que el espíritu de la dación de cuentas se confundía con una rueda de prensa. Creo que estaban equivocadas pero hay que ponerse en los zapatos de otros y por eso ayer les di el power point", ha explicado la regidora.

"Se me ocurre que si yo se lo doy y saben lo que voy a decirles, también me gustaría saber eso tan largo que les escriben con descalificaciones", ha replicado la titular de Cultura, que duda de la eficacia de un sistema en el que las respuestas a los debates suelen estar escritas de antemano. Les ha aclarado que no le interesan ni los "insultos ni las exageraciones a las que acostumbran", aunque "se lo sigan preparando sus servicios de redacción".

Sofía Miranda, que ha respirado "tres veces antes de comenzar", ha espetado a Carmena que "la única que insulta" es ella olvidando que la oposición representa a "más de la mitad de los madrileños". "Con su tono y su buenismo cuando dice que nuestras palabras están cargadas de descalificaciones o que nos escriben los discursos... A mí no me los escribe y si lo piensa es porque a lo mejor a usted sí pero, bueno, usted improvisa", ha contestado.

"Como se pasa la semana viajando y gestionan otros piensa que nosotros no trabajamos. Las únicas descalificaciones vienen por usted, la única que insulta es usted, que nos ha llamado miserables. A lo mejor es usted la que tiene una visión estrecha de la democracia", ha añadido Miranda, que ha reclamado "respeto".

Desde el PSOE Mar Espinar comparte "hasta cierto punto el hartazgo por las bronquitas". "Tengo 38 años y vengo regañadísima. Si quiere comparecer como delegada de Cultura le pido que se baje del escalafón y nos trate como iguales porque aquí no está como alcaldesa", ha declarado.

La portavoz del PP de Cultura, Isabel Rosell, ha dicho que ha sido una suerte no haber estado presente en la comisión cuando a Carmena "se le ha ido un poco la olla". "Que nos abronque está fuera de lugar. Vende su calidad democrática, la ciudad del abrazo, el respeto, critica los adjetivos cuando son negativos... Usted no es quien ni como alcaldesa ni como responsable de cultura", ha rematado.

Carmena, por su parte, ha contestado que ella no les regaña sino que lo que hace es recordar que todos son representantes de la ciudadanía, nombrados "para mejorar Madrid". "Lo importante es que nuestros métodos valgan para que mejoremos", ha señalado.

La titular de Cultura ha insistido en que no le parece "procedente traer escritos con anterioridad porque sólo impiden discutir de lo que se está hablando", un problema que está presente en todos los foros y ha puesto como ejemplo su presencia ayer en Marrakesh en el Pacto sobre Migración conforme a derechos humanos, convocado por la ONU. Allí los diplomáticos también dieron muestra de "textos hechos que dificultan los debates ricos porque se responde a unas respuestas que no han existido".