1 de junio de 2020
 
Publicado 21/05/2020 17:29:23 +02:00CET

CSIT UP y CSIF piden 1.600 profesionales de atención primaria adicionales y "transparencia" sobre los refuerzos

Varios de los trabajadores del Hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid
Varios de los trabajadores del Hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid - Joaquin Corchero / AFP7 / Europa Press

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

CSIT Unión Profesional ha destacado este jueves la necesidad de "un incremento mínimo de 1.600 efectivos" para poder cumplir con los objetivos marcados en el Procedimiento de detección precoz y diagnóstico de nuevos casos de infección por SARS-CoV-2 en atención primaria del Servicio Madrileño de Salud.

Por su parte, CSIF ha pedido "transparencia" a la Consejería de Sanidad sobre los efectivos de refuerzo en atención primaria y Salud Pública, "para una correcta vigilancia epidemiológica y detección de casos con el fin de que la Comunidad de Madrid no dé pasos en falso en su lucha contra el COVID-19 y para avanzar con firmeza en la desescalada".

En la misma línea, CSIF solicita información sobre cómo se va a retomar la actividad normal en los centros de salud, tanto en la atención ordinaria a todo tipo de pacientes, como en la atención, vigilancia y control de los infectados por coronavirus y de su entorno, y del número de profesionales contratados a día de hoy para estas tareas, al no tener constancia de que los refuerzos hayan llegado.

CSIF ha recordado que, desde antes del inicio de la pandemia, ha venido denunciando el "estado de abandono" en el que se encontraba la atención primaria en la región, con una "significativa falta de recursos que se ha puesto en evidencia aún más con la llegada del coronavirus".

"Sabemos que es complicado dar la vuelta a esta situación en tan poco tiempo, sobre todo si tenemos en cuenta que la estadística de Gasto Sanitario Público de 2018, del Ministerio de Sanidad, coloca a Madrid como la comunidad autónoma que menos gasta en atención primaria, al dedicar sólo el 11,5 por ciento del total del gasto sanitario público, frente a comunidades como Andalucía o Castilla-La Mancha, que destinan el 17,4 por ciento y el 17 por ciento, respectivamente, de su presupuesto de sanidad. Pero creemos que es el momento de destinar todos los recursos necesarios a nuestros centros de salud en un momento de especial necesidad como el actual", han manifestado desde CSIF.

Asimismo, el sindicato ha señalado que "la arbitrariedad que se ha implantado en la atención primaria madrileña en la crisis del Covid-19, con desplazamiento de personal al hospital levantado en Ifema o desajustes en jornadas de los profesionales, entre otras cuestiones, ha supuesto un esfuerzo importante, en algunos casos insostenible, de sus profesionales", por lo que ha solicitado una desescalada "que impida la exagerada sobrecarga de sus profesionales causada por las malas condiciones laborales anteriores".

En este sentido ha pedido que se incremente la contratación de profesionales, no solo de personal médico o enfermero, que den soporte a los procesos de gestión, desinfección, citación, dotación de material, a las consultas médicas y de enfermería, así como aumentar las capacidades y atribuciones de las consultas de enfermería, tanto para la atención de pacientes Covid y de crónicos, y establecer consultas diferenciadas para Covid si los datos epidemiológicos lo aconsejan.

CSIT Unión Profesional ha hecho hincapié en que para gestionar "de manera óptima" la demanda asistencial que existe, teniendo en cuenta tanto las necesidades epidemiológicas, como posibles rebrotes u otras afecciones, "se hace imprescindible el incremento mínimo de la plantilla de profesionales sanitarios y no sanitarios cuyo reparto cuantitativo por categorías debería ser: 600 Médicos de Familia, 100 Pediatras, 100 Enfermeras, 100 Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería y 200 Auxiliares Administrativos".

Asimismo, ha apuntado que la atención primaria soporta "una*plantilla mermada con un déficit estructural que ronda el 15 por ciento, en relación a la media del resto de comunidades autónomas", de manera que considera "inasumible que los escasos profesionales puedan cumplir debidamente con las tareas encomendadas, sin que exista un incremento suficiente de la plantilla en los 266 centros de salud y 96 consultorios".

Contador