El Defensor del Pueblo investigará la gestión de licencias de 40 locales de hostelería de Chueca

Chueca
Europa Press - Archivo
Publicado 19/10/2018 11:13:32CET

Tras una denuncia de la Asociación de Vecinos

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo ha admitido a trámite una denuncia interpuesta por la Asociación de Vecinos de Chueca para investigar la gestión de licencias e infracciones de un total de 40 locales de hostelería en el barrio por parte del Ayuntamiento.

Según se indica en el escrito del Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, tras estudiar la queja se ha procedido a admitirla porque "reúne los requisitos establecidos en el artículo 54 de la Constitución, en relación con la Ley Orgánica 3/1981, de 6 de abril".

El presidente de la Asociación de Vecinos de Chueca, Esteban Benito, ha recordado a Europa Press que "el Ayuntamiento de Madrid, a través de diferentes leyes y ordenanzas, regula la convivencia de los madrileños y determina los requisitos que deben cumplir las diferentes actividades que se desarrollan en el municipio de Madrid a fin de que esta convivencia, difícil en algunos casos por concurrir intereses contrapuestos, no resulte un perjuicio para ningún grupo de ciudadanos".

En el distrito Centro, y más concretamente en el entorno de Chueca (Barrio de Justicia) rige el instrumento medioambiental de la Zona de Protección Acústica Ambiental (ZPAE), en aplicación desde el 16 de octubre del año 2012, que con carácter normativo pretende "recuperar la calidad ambiental acústica perdida por el crecimiento desmesurado de la oferta de locales de ocio".

"La ZPAE es de obligado cumplimiento, tanto para los locales de ocio existentes como para aquellos que se pretendan instalar; y en el caso concreto de Chueca, por ser calificada como zona de Contaminación Acústica Alta, su régimen de limitaciones queda regulado por el artículo 8 de la ZPAE de Centro", han apuntado.

Benito ha indicado que es la Agencia de Actividades (ADA), dependiente del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, "quien está encargada de conceder las licencias de actividad para los negocios que se abren en Madrid y funcionan en la ciudad, incluyendo la vigilancia y sanción para que tales locales se ajusten a la normativa".

"Es por ello por lo que la labor de un organismo municipal como el ADA se hace indispensable y constituye la mayor esperanza de los vecinos para evitar que el derecho fundamental a la intimidad personal y familiar sea vulnerado sistemáticamente por otras actividades; y muy especialmente por las actividades de ocio nocturno", ha apuntado.

Así, ha apuntado que "el ADA no ejerce sus competencias de la manera a la que está obligada para proteger a los residentes contra la contaminación acústica".

"ACTO REGLADO"

Fuentes del área de Desarrollo Urbano Sostenible han trasladado a Europa Press que la concesión de licencias es "un acto reglado", y que por ende "no hay nada de discrecionalidad en ello. "Todas las licencias de obra, o de actividad, las necesarias para cualquier actividad, están sometidas a criterios reglados, y por supuesto no existe discrecionalidad alguna", han reiterado.

En esta línea han precisado que "todos estos locales tienen que cumplir las mismas normas de seguridad, insonorización... todas iguales".

Además, han recordado que el Consistorio presentó alegaciones al proyecto del Gobierno regional para modificar el Catálogo de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas, Establecimientos, Locales e Instalaciones.

Tal y como apuntaron, el decreto pretendía "atender en exclusiva" una necesidad, la de los hosteleros, "sin intentar conciliar los distintos intereses y realidades de la ciudad, no solo el ocio sino el descanso, la tranquilidad el orden y la convivencia". Así, critican que este planteamiento "genera un desorden que además no posibilita regular" al Ayuntamiento el control de estos locales.

El Ayuntamiento tampoco estaba a favor de que con esta modificación se permitiera que los "bares y restaurantes musicales" y todos los locales del epígrafe III, donde se incluyen todos los locales de hostelería y restauración, puedan instalar música.