Defensor del Pueblo pide que la venta puntual de objetos para "subsistir" no compute de cara a la RMI

Publicado 13/07/2019 11:34:52CET
El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, presenta el informe anual de 2018 en el Congreso
El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, presenta el informe anual de 2018 en el Congreso - CONGRESO - Archivo

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo ha solicitado a la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid que no tenga en cuenta la venta puntual de pequeños objetos a la hora de calcular el importe de la Renta Mínima de Inserción (RMI).

Según ha detallado la institución en su informe anual de 2018, ha tenido constancia de casos en los que se ha tenido esto en cuenta, ya que figuraban en un extracto bancario, y no se ha tenido en cuenta que el origen era una venta "con carácter puntual para poder subsistir".

Así, entiende que el Gobierno regional realiza una interpretación "muy estricta" del artículo 15.2 del Reglamento de la Renta Mínima de Inserción. "Las transacciones realizadas por el interesado son hechos puntuales que, por lógica, no pueden mantenerse de forma constante", ha reprochado el Defensor, que ha señalado que estas ventas explicitan "la situación de necesidad" del solicitante.

Asimismo, ha señalado que abrió una actuación de oficio al afirmar varios medios de comunicación que la Consejería tenía en cuenta los ingresos por mendicidad de cara a esta subvención; a pesar de que en el Reglamento figura que quedarán excluidas las ayudas económicas "destinadas a atender situaciones de necesidad".

Finalmente, ha quedado constatado, según ha indicado esta institución, que no se tiene en cuenta de cara a determinar si se cumple el requisito de "carencia de recursos económicos para hacer frente a las necesidades básicas de la vida".

Por otro lado, el Defensor del Pueblo también ha recibido quejas sobre posibles retrasos en la resolución de solicitudes, por lo que pidió a la Consejería información al respecto.

Así, esta ha remitido que el plazo medio se ha situado en 69 días, a no ser que no se adjuntase toda la información necesaria, en el que se elevó a los 204 días. Esto cumpliría, en primera instancia, el plazo máximo de tres meses.

A pesar de ello, continúa recibiendo quejas al respecto y ha instado a la Comunidad de Madrid a resolver "de forma expresa y en los plazos establecidos" todas las solicitudes, reclamaciones y recursos.

LA COMUNIDAD ASEGURÓ QUE NO SE COMPUTA LA MENDICIDAD

La Comunidad de Madrid aseguró en octubre no computa los ingresos por mendicidad a las personas sin hogar que son beneficiarias de la Renta Mínima de Inserción (RMI), tal y como recoge el reglamento que pauta la concesión de esta ayuda.

Desde la Consejería de Políticas Sociales y Familia detallaron que el reglamento de la Renta Mínima de Inserción en la Comunidad de Madrid establece en su artículo 16 que la mendicidad no computa a la hora de acceder a la RMI.

En concreto, aludieron al cuarto apartado del artículo sobre recursos no computables, que establece que están excluidas del cómputo "las ayudas económicas recibidas de particulares y destinadas a atender situaciones de necesidad". Según las fuentes consultadas por la Consejería, en este caso se engloban las personas en situación de mendicidad y sinhogarismo.

Aparte, aclararon que cuando los solicitantes de la RMI indican en su solicitud que reciben ingresos por mendicidad, "no tienen que incluir nada más".

El artículo 18 del citado reglamento sí alude a la valoración de rendimientos procedentes de actividades económicas indeterminadas. En este caso se debe presentar una declaración jurada de ingresos obtenidos en el último mes que haga constar el número de horas y de días de la semana dedicados a esta actividad.

"En estos casos, se computará como mínimo el 70 por ciento del importe vigente del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, prorrateado a la jornada declarada", recoge el reglamento.

En este caso, las fuentes consultadas de la Consejería explicaron que este artículo alude a los conocidos como 'chatarreros' y que no están en situación de mendicidad.

Para leer más