Detenido tras robar una gasolinera en Vallecas y tratar de atropellar a policías en su huida a gran velocidad

Control de alcoholemia de la Policía Municipal de Madrid
POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID
Actualizado 07/10/2018 19:32:49 CET

Se hizo con el coche de una mujer a punta de navaja, trató de embestir a la Policía Municipal y condujo a alta velocidad en sentido contrario

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Policía Municipal de Madrid ha detenido esta madrugada a un hombre de 42 años acusado de robar con violencia una gasolinera en Puente de Vallecas, sustraer el vehículo a una mujer a punta de navaja y tratar de atropellar a dos agentes de Policía Nacional tras emprender su fuga por la A-3, alcanzando en ocasiones los 160 kilómetros por hora.

   Según ha informado el Cuerpo municipal en un comunicado, el arrestado procedió a robar una gasolinera situada en la M-40 y luego se hizo con el coche de una mujer a la que amenazó con una navaja para huir a gran velocidad.

   Agentes de Policía Nacional lograron localizar al vehículo en Cañada Real y cuando intentaron darle el alto, trató de atropellar a los agentes que se encontraban delante del automóvil cuando volvió a iniciar su fuga a alta velocidad. Para evitar el impacto, los dos policías tuvieron que arrojarse al suelo y solicitaron refuerzos a la emisora central.

   Así, se inició una persecución a gran velocidad en la A-3 donde el detenido realizó una conducción temeraria y con grave riesgo para la vida de los demás conductores, donde incluso llegó a embestir a un vehículo policial que le perseguía. En varias ocasiones superó los 160 kilómetros por hora y logró perder de vista a los agentes que le seguían.

   No obstante, 20 minutos después agentes de Policía Municipal de Madrid destinados a un control de alcoholemia se percataron de la presencia del turismo, que emprendió de nuevo la fuga al percatarse de la presencia policial y se introdujo en una calle de dirección prohibida, lo que obligó a frenar de forma brusca al resto de automóviles para evitar la colisión.

   Los agentes de Policía Municipal de Madrid se aproximaron al vehículo y vieron que el conductor daba marcha atrás cuando estaba en Calle 30 en sentido contrario a la vía, de nuevo alcanzando gran velocidad y obligando al resto de vehículos a apartarse de su trayectoria ante el riesgo de accidente.

   Los policías municipales le persiguieron en su huida y apreciaron como, aparte de circular a alta velocidad, el arrestado también apagó las luces para tratar de despistar a los agentes y rebasó numerosos semáforos en fase roja.

   Finalmente, el hombre perdió el control del vehículo y colisionó con otro automóvil pero emprendió de nuevo la huida a salir corriendo del coche. Sin embargo, en esta ocasión fue interceptado por efectivos de la Policía Municipal que lograron detenerlo.

   Tras realizarle un cacheo superficial, le requisaron una navaja de grandes dimensiones que escondía en la cintura. En la huida, se produjeron también varios daños en la vía pública, con vallas y bordillos que sufrieron golpes.

   Además, al identificar al arrestado observaron que tenía en vigor la pérdida de vigencia del carnet de conducir y que el vehículo sustraído era el mismo que intentó atropellar a los agentes de Policía Nacional.

   En consecuencia, el ladrón arrestado fue trasladado a dependencias de Policía Municipal y se le acusa de robo con fuerza, atentado contra la autoridad, daños y dos delitos contra la seguridad vial.