Un empleado de banca se enfrenta a siete años de cárcel por estafar casi 100.000 euros a una anciana fallecida

Publicado 06/09/2019 14:57:02CET
Audiencia de Madrid
Audiencia de MadridEUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Madrid solicita siete de prisión para Ángel Matarranz Marco, un empleado de banca, por estafar casi 100.000 euros a una anciana ya fallecida.

En el escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, el fiscal imputa al acusado un delito continuado de estafa y otro de falsedad en documento mercantil. El juicio se celebrará el próximo martes en la Audiencia Provincial de Madrid.

En el banquillo de los acusados se sentarán también Daniela Mihaela Gheorghies y su marido Mircea Constantin Gheorghies para quienes el representante del Ministerio Público reclama una pena de ocho años y seis meses y de siete años, respectivamente.

El escrito de acusación señala que la Daniela Mihaela trabajó durante once años como empleada de hogar en el domicilio de la persona estafada hasta 2012, año en el que la mujer ingresó en una residencia de ancianos en Alcalá de Henares, localidad en la que falleció un año más tarde y que los tres acusados urdieron un plan para estafar a la mujer aprovechándose de que vivía sola y de que carecía de familiares directos.

Matarranz se ocupó de dar las indicaciones al matrimonio para llevar a cabo la estafa, cobrando por ello 3.000 euros. A su vez, la acusada firmó entre 2103 y 2014 un total de once cheques por un importe de 90.370 euros haciéndose pasar por la anciana que cargó a una cuenta de la que era titular y única autorizada.

Además, junto a su marido usó la tarjeta de crédito de la anciana para realizar reintegros por valor de 74.290 euros y compras que ascendieron a 4.495 euros.

El matrimonio llegó incluso a utilizar los datos personales de la fallecida para abrir una cuenta en otra entidad bancaria y a elaborar un testamento ológrafo a sabiendas de que la anciana había fallecido y no había dejado herederos.

La cantidad total de la que se apoderaron los tres acusados asciende a 99.715 euros. El escrito de acusación recuerda que Daniela y Mircea entregaron voluntariamente a la Policía 52.900 euros en efectivo así como artículos que obtuvieron de forma fraudulenta mediante la tarjeta de crédito de la anciana.

Contador