Empresarios de ocio nocturno dicen que nivel de afluencia a locales ha sido "absolutamente desastroso"

Actualizado 31/03/2013 18:43:47 CET
EUROPA PRESS

Hay locales que han cerrado "sobre la marcha" ante la poca actividad en estas fechas

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Noche Madrid, Vicente Pizcueta, ha calificado este domingo de "absolutamente desastroso" el nivel de afluencia de personas a locales de ocio y discotecas de la capital durante la Semana Santa, siendo, a su juicio, "la peor desde que las discotecas han recuperado la tradición de la Semana Santa".

Ante esta situación, en declaraciones a Europa Press, Pizcueta ha considerado que se está ante un escenario "dramático", ya que esta Semana Santa "debido a los efectos de la crisis y al retroceso de la actividad turística" ha sido, según este portavoz, "la peor de los últimos 30 años".

Para los empresarios de ocio nocturno las razones de este descenso se deben a que los públicos con cierto poder adquisitivo se va de vacaciones, al mantenimiento en el desplome del turismo nacional, a que los estudiantes ERASMUS se van de vacaciones y a que el turismo internacional que acude a Madrid es fundamentalmente familiar, cultural y religioso, siendo, según Pizcueta, "minoritario".

Además, ha añadido a estas razones la mala climatología que ha acompañado estos días y la crisis económica. Por ello, Pizcueta ha señalado que en el sector se ha hablado de un "cierre por vacaciones", ya que algunos locales han cerrado "sobre la marcha" desde el miércoles.

Este portavoz ha agregado que la crisis se "agudiza" con el mal funcionamiento de las empresas que sufren "presión policial sobre terrazas y locales", además del 'botellón' que, según Pizcueta, ha tenido una actividad "notable" en las plazas del distrito Centro.

Por todo ello, ha señalado que la situación en las zonas de bares y discotecas de la capital ha recordado a las Semanas Santas "preconstitucionales". Pizcueta ha remarcado que el mejor día fue el miércoles, con una caída de "en torno al 25 por ciento" respecto del año anterior, mientras que el peor día fue este sábado, con una caída del 50 por ciento respecto de 2012.