La EMT se refuerza con 210 nuevos autobuses ecológicos que, de aquí a siete años, pintarán toda la flota de color azul

Actualizado 18/06/2008 18:31:03 CET

Los nuevos buses tienen asientos ergonómicos, barras más accesibles, mampara de seguridad para el conductor y un nuevo retrovisor

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid se refuerza con la adquisición de 210 nuevos autobuses ecológicos que, junto a los 232 más que se comprarán de aquí a final de legislatura, pintarán toda la flota de azul en un plazo máximo de siete años, sustituyendo a los vehículos de color rojo que actualmente recorren las calles de la capital.

Así lo anunció hoy el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, durante la presentación de los 210 nuevos vehículos, que son "más seguros, más ecológicos y más confortables", y también más caros, ya que según informaron fuentes de la EMT cada uno cuesta unos 240.000 euros. Por ello, el Ayuntamiento de la capital invertirá 75 millones de euros sólo durante 2008, de los que el 63 por ciento --unos 47,7 millones-- irán a la flota de vehículos.

Las novedades de los nuevos convoyes, además de su color, son los asientos ergonómicos, pintados de azul los destinados a viajeros normales y de verde los de minusválidos; las barras y asideros "mejor localizados" gracias a sus colores "más vivos"; más espacio para el conductor y una nueva mampara de seguridad de cristal laminado; un tercer retrovisor para aumentar la visibilidad y la seguridad vial; y un pavimento antideslizante de última generación para evitar caídas y resbalones.

Con estos 210 vehículos, la EMT ya cuenta con 2.035 autobuses, todos de piso bajo para facilitar su uso por parte de los minusválidos, y que llegarán hasta los 2.272 en el año 2011, un 10 por ciento más que actualmente.

En total, la red de autobuses municipales cuenta con 211 líneas --173 diurnas y 38 nocturnas-- que suman 3.654 kilómetros y más de 10.000 paradas. Según datos municipales, cada día se mueven en autobús municipal 1,3 millones de ciudadanos, lo que hace que anualmente la EMT transporte a aproximadamente 456 millones de viajeros y que los vehículos recorran al año unos 97 millones de kilómetros.

SEGUIR MEJORANDO

A partir de ahora, cada vez que se compre un autobús será para modernizar la flota, por lo que sólo se adquirirán vehículos con las características de los actuales, que cumplen "los más exigentes estándares de la normativa europea sobre emisiones, la Euro IV", según explicaron fuentes de la EMT.

Y es que el 43,3 por ciento de los autobuses municipales ya están preparados para usar biocombustibles, a los que se suman los 351 buses propulsados por gas natural (17,2 por ciento de la flota), cinco alimentados por bioetanol y otros diez de funcionamiento eléctrico, y que llegarán a las dos decenas antes de fin de año.

Así, más del 60 por ciento de la flota total de la EMT recurre ya a energías menos contaminantes que los hidrocarburos, por lo que "si hace menos de cinco años eran 1.770 los autobuses que usaban gasóleo, el 90 por ciento de la flota de aquel momento, ahora son 792 y no llegan al 40 por ciento del total", afirmó el primer edil.

Además, el Ayuntamiento se presta a participar en "todas las experiencias piloto con vehículos de hidrógeno", tal y como aseguró Gallardón.

En cualquier caso, el Gobierno local quiere que la EMT continúe mejorando no sólo los aspectos que tienen que ver con las emisiones contaminantes por parte de la flota de vehículos municipales, sino también en otros aspectos como la accesibilidad, la seguridad y la comodidad de uso.

Por eso, en los próximos años se introducirán nuevas tecnologías en los transportes públicos de Madrid, como el sistema que informa por un sms del tiempo de espera, el billete inteligente de transporte por contacto o el sistema de mensajes orales en el interior del autobús para facilitar su uso a las personas con deficiencias visuales. Asimismo, se crearán nuevas infraestructuras para fomentar la intermodalidad, se ampliarán la red y se modernizará la flota, sustituyendo los vehículos de más de siete años.