Actualizado 18/02/2021 09:53 CET

Escudero dice tener "muy bien controlado" dónde se producen contagios y que no crecerán por levantar limitaciones

Madrid firma el documento de recomendaciones para la atención al paciente crítico y semicrítico
Madrid firma el documento de recomendaciones para la atención al paciente crítico y semicrítico - T.Rozas. POOL / Europa Press - Europa Press

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha asegurado que se tiene desde su área "muy bien controlado" dónde se producen los contagios de Covid-19 en la región y que no se prevé que se "vaya a producir un aumento" a raíz del retraso del toque de queda una hora que entra en vigor este jueves.

"En el análisis que realizamos muy pormenorizado de cómo se comporta la pandemia, no solo por el número de casos sino por la cualidad de esos casos, es cierto que detectamos que esa apertura que hacemos va muy asociado a que entendemos que no se va a producir un aumento de casos", ha aseverado Escudero en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, en la que ha descrito el descenso de la incidencia en la región como "descendente, mantenida y firme durante dos semanas y media".

Así, ha explicado que esta caída es más lenta en comparación con otras autonomías por factores como la "actividad que tiene" o la densidad de población y ha recalcado que este comportamiento no es distinto al de las otras olas.

En esta línea ha subrayado que en esas dos semanas y media se ha pasado de una incidencia que rozaba los 1.000 positivos por 100.000 habitantes a 14 días hasta encontrarse ahora por debajo de los 500. "La incidencia acumulada a 7 días, que es la que marca tendencia, es bastante menos que la mitad de la de 14, lo que indica que seguirá la tendencia", ha añadido.

Por último, al ser preguntado por hasta dónde debe abrirse la mano con las restricciones, ha indicado que "hasta donde se control, detecta contagios y se cortan cadenas de transmisión". Al hilo, ha precisado que más del 80% de los nuevos positivos derivan de entornos sociales y familiares. "Es ahí donde las medidas se mantienen", ha aclarado el consejero, quien, además, ha marcado como vital "seguir con tests diagnósticos para controlar la pandemia".