Actualizado 08/09/2009 20:35 CET

Esteban Ibarra se pregunta si la libertad de los alborotadores de Pozuelo se debe "a su condición social"

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, se preguntó hoy si la decisión judicial de dejar libres a los trece adultos detenidos en los altercados de Pozuelo de Alarcón se debe "a su condición social o a la zona donde viven", recordando que los nueve arrestados el pasado diciembre por asaltar la comisaría de Montera ingresaron en prisión.

"Estos chicos gozan de un tratamiento diferente", criticó Ibarra, quien, no obstante, valoró de forma positiva la colaboración entre el Gobierno regional, la Comunidad de Madrid y los ayuntamientos madrileños para que los hechos producidos en la madrugada del domingo no vuelvan a producirse.

Los trece detenidos pasaron ayer a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo. Su titular acordó su puesta en libertad a la espera de nuevas diligencias. Las detenciones se produjeron por desórdenes públicos, daños al mobiliario urbano y atentado a agente de la autoridad.

Ibarra cree fundamental "sensibilizar y educar" contra la violencia en el ámbito de la adolescencia y la juventud. Según apuntó a Europa Press, lo ocurrido en Pozuelo demuestra que no sólo pudo haber "un problema de alcohol y drogas".

Así, propuso que haya policías de paisano infiltrados entre los ciudadanos que acudan a las fiestas o eventos similares para detectar a posibles grupos alborotadores con experiencia en enfrentamientos con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. "Se trata de actuar con medidas preventivas para que las actuaciones policiales no se produzcan a posteriori", indicó.