Fundación Raíces niega que haya una "avalancha" de menores inmigrantes y culpa a la Comunidad de restringir las plazas

Centro de Acogida de Menores de Hortaleza
Europa Press
Actualizado 24/09/2018 21:02:51 CET

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Fundación Raíces, Lourdes Reyzábal, ha negado que haya una "avalancha" de menores inmigrantes no acompañados en Madrid, y ha achacado la situación del centro de primera acogida de Hortaleza a la restricción del número de plazas para la atención a menores por parte de la Comunidad de Madrid.

   En este sentido, en declaraciones a Europa Press, Reyzábal ha asegurado que la fundación lleva más de dos años denunciando la "situación de hacinamiento" de los menores en el centro de primera acogida de Hortaleza, que se ha ido complicando cada vez más, "y de falta de suministros para poder cubrir sus necesidades más básicas".

   En concreto, ha indicado que lo han denunciado ante los medios de comunicación, ante la Fiscalía de Menores y ante el Defensor del Pueblo, y que ninguna de la instituciones ha acometido ninguna actuación, salvo unas recomendaciones dirigidas a la Consejería de Políticas Sociales y Familia por parte del Defensor del Pueblo, que "ni siquiera ha hecho una visita" al centro.

   Sin embargo, fuentes de esta institución han recordado que el Defensor sí visitó el centro en mayo de 2016 y que mantienen abiertas diversas actuaciones sobre este centro y sobre desde hace dos años y cuatro meses y también otras sobre el centro de menores de Clara Eugenia. De hecho, en sus informes hacen referencia a estas actuaciones, que se pueden ver en la web.

"NO CUMPLEN CON EL PROTOCOLO"

   Entre las situaciones que ha denunciado la Fundación, Reyzábal ha destacado los traslados que se han hecho de manera "alegal, sin cumplir con el protocolo que hay de traslado de menores de unas comunidades autónomas a otras". "Sabemos que ha habido niños y niñas que durante estos dos años han sido trasladados a otras comunidades autónomas sin hacer un traslado del expediente de tutela", ha señalado, para explicar que estos menores simplemente han recibido un billete de autobús pagado por el centro para llegar a otras ciudades de España al no haber plaza para ellos en Madrid, y sin que nadie estuviera esperándoles en las otras ciudades.

   "Han ido ocurriendo infinidad de vulneraciones de derechos de estos niños y niñas", ha asegurado, al tiempo que ha censurado la "falta de detección de casos de niñas víctimas de trata", así como de menores susceptibles de protección internacional que al ver esa situación se han ido del centro y han desaparecido. Reyzábal ha señalado que en España figuran 1.198 niños en fuga.

   Tras recordar que el fiscal coordinador de Familia y Protección de Menores de Sevilla, Daniel Valpuesta, dijo que los centros de acogida en Andalucía se habían convertido en "almacenes de niños", ha señalado que "no es nada distinto" a lo que se está viendo en el centro de primera acogida de Hortaleza.

   "No compartimos para nada el mensaje de que hay una avalancha de menores inmigrantes no acompañados", ha recalcado Reyzábal, quien ha reconocido que ha subido el número de inmigrantes en general y, en consecuencia, el de menores no acompañados, pero ha acusado a la Consejería de ocultar el dato de que "han restringido el número de plazas del sistema de protección en aproximadamente unas 300".

   Así las cosas, ha aseverado que "el desbordamiento de Hortaleza se debe, sobre todo, a un efecto embudo, es decir, los niños entran pero no salen". En este sentido, ha señalado que mientras la ley no permite tener a un niño durante más de dos meses en ese centro, Fundación Raíces ha denunciado que hay algunos que llevan más de diez meses.

   Por otro lado, ha subrayado que los propios menores llevan denunciando estas situaciones "mucho tiempo", así como "vejaciones" y "malos tratos" por parte de los educadores y del personal de seguridad. Además, algunos recientemente acudieron a la organización a pedir cepillos y pasta de dientes y pastillas de jabón.