Gabilondo advierte de que su determinación va más allá de las buenas maneras

Publicado 12/05/2015 1:21:38CET
- EUROPA PRESS

Responde a Cifuentes: "Creer que solo conocen Madrid los que han tenido un puesto de responsabilidad es como pensar que los ciudadanos no pueden votar"

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PSM a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha advertido durante el debate electoral que su determinación va más allá de las buenas maneras. "Las mantengo, pero no me falta (determinación)", ha señalado el ex ministro de Educación, quien ha recordado que ha tenido "puestos de gestión, de deliberación y de decisión".

Gabilondo ha aprovechado el debate de Telemadrid no solo para exponer sus propuestas sino también para responder a los ataques de la candidata del PP, Cristina Cifuentes, que este lunes se ha referido al que es el candidato más valorado según las encuestas como un "paracaidista", lo que significa, según ha explicado, "no conocer Madrid ni saber lo que necesita", y le ha reprochado que se defendiera diciendo que llevaba muchos años viviendo en Madrid.

A este respecto, el candidato socialista ha afirmado que "los ciudadanos sí conocen Madrid" y "creer que solo conocen Madrid los que han tenido un puesto de responsabilidad es como pensar que los ciudadanos no van a poder votar, que solo pueden votar lo que han tenido algún puesto".

En el bloque dedicado a la economía y el empleo, ha afirmado, en lo que respecta a los impuestos que donde mejor está el dinero es "en la vida de cada uno, que no es solo su bolsillo, es también los servicios públicos", al tiempo que ha apostado por la eficiencia de los servicios públicos.

No se trata de hacer pagar más impuestos a las clases medidas que ya han hecho el esfuerzo, "pero quien tiene más tiene que contribuir más", ha dicho Gabilondo, quien ha señalado que "esto es sensato". En este punto, ha apostado por una "armonización", pero sin restar a las Comunidades Autónomas competencias.

"No voy a atribuir a los demás lo que van a hacer en el futuro pero no olvido lo que se ha hecho", ha añadido Gabilondo, quien ha asegurado que en Madrid se han subido los impuestos.

En cuanto al empleo, ha apostado por vincularlo al conocimiento y a la formación sin reducir los sueldos y los derechos de los trabajadores y por crear empleo público. Gabilondo ha hablado de "empleo de verdad" y "no subempleo", y no solo para decir que hay más contratos sino anteponiendo las personas a cualquier otra situación.

Entre sus propuestas, ha destacado recuperar el Servicio Regional de Empleo, destinar un 2 por ciento del presupuesto regional a un fondo para políticas de empleo hasta que el paro no baje del 15 por ciento o un Plan de Garantía para mayores de 45 años.

"Yo no he venido aquí a combatir la riqueza sino a combatir la pobreza", ha aseverado, al tiempo que ha propuesto un debate anual en la Asamblea que atienda a la desigualdad, a la calidad de vida y a la sostenibilidad. "Contra la pobreza, soluciones justas", ha apostillado.

En materia de corrupción, ha sostenido que "la transparencia y la participación son elementos fundamentales de la vida democrática", al tiempo que ha que reivindicado la "honradez tiene que estar en el corazón de la política", y que "aquí están las urnas para que cada uno vaya pagando sus errores".

"El Partido Socialista también ha pagado sus errores en las urnas, y me parece que es donde los errores se pagan, igual le corresponde ahora a otros, lo dirán los ciudadanos", ha apuntado Gabilondo, quien ha apostado por separar de la vida pública a quienes no son honrados, al tiempo que ha advertido de que "decir que todos son iguales es la mejor garantía para hacer daño a la democracia y para justificar la actuación de algunos".

A su juicio, la buena noticia es que, en líneas generales, todos los candidatos se han mostrado a favor de luchar contra la corrupción, para añadir que unos partidos tienen más credibilidad que otros, "unos se han equivocado más y otros no les ha dado tiempo ni a equivocarse".

En concreto, ha defendido la supresión de aforamientos, la limitación de mandatos y la presentación de las declaraciones de Renta y Patrimonio tanto a la entrada como a la salida del cargo público, siendo "duro" con los corruptos pero también con los corruptores y "no volver a contratar a las empresas condenadas por soborno, cohecho o tráfico de influencias".

También ha apostado por dotar de medios a la Justicia, igualmente para que los ciudadanos puedan tener acceso a la misma. "La justicia tiene que tener medios suficientes para que los ciudadanos tengan acceso a la justicia, porque una justicia sin medios o de difícil acceso a los ciudadanos no es justa", ha señalado.

En materia de sanidad, ha apelado buscar la rentabilidad no solo económica sino también social y a crear órganos de decisión compartida, al tiempo que ha alertado de que "se está poniendo en cuestión la accesibilidad y la universalidad de la sanidad, que es un derecho.

Gabilondo ha defendido la sanidad pública frente a la privada porque "es que además es lo más eficiente, lo más rentable económicamente". "Yo no me creo que se privatice algo haciéndolo para el bien de la humanidad sin más, si se privatiza es porque hay un negocio y nos sale más caro, porque es verdad que lo pagamos entre todos y luego lo ganan algunos", ha manifestado el candidato del PSOE, quien ha afirmado que "cualquier privatización merece la intervención directa para defender a los pacientes y lo que es patrimonio público".

En defensa de las críticas vertidas contra los socialistas, ha señalado que "fueron leyes socialistas y ministros socialistas, como Ernest Lluch, los que pusieron en marcha el sistema, un sistema público, universal y gratuito, y gratuito quiere decir que lo pagamos entre todos, y con mucho gusto, para que nadie se vea privado de este derecho, así que la mejor defensa de lo público es ser eficientes en lo público".

Gabilondo también ha dicho que la buena noticia en este punto es que todos los candidatos consideran la atención primaria como algo vertebral, a lo que ha añadido sus propuestas de abrir los hospitales mañana y tarde y suprimir las tasas y copagos, incluido el farmacéutico a pensionistas.

En materia de educación, Gabilondo ha apostado por un pacto, pero ha advertido que no le gusta un modelo de educación de calidad que no sea para todos, porque "la calidad sin equidad es elitismo y discriminación", contrariamente a una igualdad de oportunidades.

Así, ha apostado por un acuerdo que empiece por poner en cuestión en actual sistema educativo en la Comunidad de Madrid, porque "en educación no hay más camino que el acuerdo y el consenso en torno a la dimensión social y a la equidad".

"Si alguno piensa en algo así como la educación obligatoria para todos, una especie de gran bálsamo general, y el resto para las élites, que no cuente con nuestro apoyo", ha aseverado, para exigir "una educación de calidad para todos y todas".

Gabilondo ha apostado por una educación para la formación de "ciudadanos activos y libres, no dóciles empleados preparados para la inserción inmediata en la rentabilidad laboral", aunque ha aclarado que también cree en la empleabilidad.

El aspirante a la presidencia de la Comunidad ha destacado que las becas de comedor y los libros inciden en la igualdad de oportunidades y ha señalado la necesidad de revisar el modelo bilingüe para evitar que sea un "instrumento de discriminación o de distinción".

Por otro lado, ha subrayado la necesidad de "dar estabilidad y dimensión social a las decisiones y objetivos presupuestarios y legislativos", especialmente, en lo que respecta a la universidad.

Gabilondo ha instado a los espectadores a leer su programa, base para cualquier acuerdo, y a votarle para "liderar ese proceso de constituir una mayoría que trabaje contra la injusticia y la desigualdad, en defensa de las políticas públicas, de las instituciones justas, de su eficiencia y transparencia, del deber cívico".

Para leer más