Gabilondo quiere protagonizar una "transformación serena" de la Comunidad como "aglutinador" de fuerzas

El candidato del PSOE a la presidencia de Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo
PSOE
Publicado 17/12/2018 12:06:10CET

Asegura que el modelo del PP en la región está acabado, defiende un sistema tributario "justo" y carga contra los extremismos

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha defendido este lunes que la región necesita una "transformación serena" ante un modelo que, a su juicio, está "agotado" tras los sucesivos ejecutivos del PP y se presenta como "aglutinador" de fuerzas" para articular este proceso de cambios.

A su vez, ha subrayado que el tiempo de las mayorías absolutas en España se ha "acabado" y que ahora hay una sociedad "diversa" que manda el mensaje de que las distintas fuerzas logren acuerdos, por lo que habrá que ver qué dicen los ciudadanos en las urnas para determinar esas mayorías.

No obstante, ha recalcado durante su intervención en un desayuno informativo en la capital que es partidario de que el PSOE no concurra en coaliciones electorales sino que vaya con "sus siglas y sus candidatos", para luego decidir con quién se tiene que hablar "sin excluir a nadie" y teniendo en cuenta que "sí se incluye" a quienes defienden una transformación de la Comunidad desde el progreso, la justicia social y la generación de riqueza y bienestar.

En este sentido, Gabilondo ha indicado que sabe "con quién se ha entendido" en el pasado y que "hablaría" después con Cs e incluso con el PP. "Hay cosas en que coincidimos y otras no. Nadie estará excluido si me corresponde", ha remachado el también portavoz socialista en la Asamblea de Madrid.

No obstante, ha señalado que el PSOE no tiene coincidencias con Vox y que es partidario de que la lista más votada tenga la "obligación" de tratar de conformar gobierno tras los comicios, pero si no es posible se tendrán que articular otras mayorías alternativas. De hecho, ha apostillado que los "extremismos" deterioran los consensos.

En su discurso, Gabilondo ha asegurado que la Comunidad de Madrid requiere reformas porque, en caso contrario, los pasos a dar en el futuro serán "titubeantes". Por ello, defiende que sin trasformación social no habrá transformación política.

DEPURAR RESPONSABILIDADES POR PRESUNTOS CASOS DE CORRUPCION

También ha apuntado a que en la Comunidad de Madrid se requiere "dilucidar" lo ocurrido en diversos casos de presunta corrupción porque, en su opinión, deben determinarse responsabilidades políticas ante lo ocurrido.

"Si hay necesidad, si hay problemas, si hay tareas, hemos de reivindicar personas, equipos, experiencias y capacidades para gobernar y gestionar adecuadamente; con decencia, desde luego. Y sin apropiaciones indebidas. Ninguno de los presentes necesita que desgrane lo que ha sucedido al respecto en nuestra Comunidad. No pretendo construir sobre ningún resentimiento, pero es imprescindible dilucidar lo sucedido con el Campus de la Justicia, con el Canal de Isabel II, con Nuevo Arpegio, en los procesos de Púnica, etc; y exigir las responsabilidades políticas correspondientes". Los jueces hacen y harán su trabajo en lo que corresponda. Pero la regeneración es también una auténtica necesidad de nuestra labor", ha apuntado.

Además, ha cargado contra el actual Ejecutivo de arrogarse una gestión "competente" que no se corresponde con sus resultados, pues ha enfatizado que el incremento de la deuda ha sido del 34 por ciento en esta legislatura "sin especial relevancia en ningún proyecto singular específico".

"La deuda pública ha crecido 8.595 millones, siendo de 33.489 millones. Este crecimiento de deuda no ha servido para transformar económicamente la Comunidad, adaptándola al dinamismo del Siglo XXI, ni para luchar eficazmente contra la pobreza y exclusión social, ni para garantizar unos servicios públicos que generen seguridad y bienestar a los madrileños", ha apuntado.

Por tanto, entiende que Madrid requiere de "impulso político y no simplemente inercia y un proyecto que no se reduzca a mantener una situación cuando no un poder". "Este modelo tras 23 años está agotado", ha espetado el candidato socialista en su intervención.

SISTEMA TRIBUTARIO JUSTO

Uno de sus ejes es la necesidad de garantizar el sostenimiento de los servicios públicos y por ello defiende un sistema tributaria "justo", basado en la igualdad y la progresividad, tal y como recoge la Constitución.

"Bastaría una interpretación cabal de este artículo para considerar falaz un debate reducido a subir o bajar impuestos sin más. Y entonces resultaría igualmente desacertado presumir de subirlos como nadie o de bajarlos como ninguno se atrevió. Un debate riguroso y serio al respecto está por hacerse en Madrid y no resulta muy adecuado proponerlo como arma arrojadiza partidista o electoralista", ha recalcado.

El ACUERDO NO ES SOLO NECESIDAD SINO "ÉTICA PÚBLICA"

A su vez, ha defendido los procesos participativos en políticas dado que el "final de las mayorías absolutas no ha sido un mero acontecimiento electoral". "Y eso requiere no solo de políticas sino otro tipo de políticos, más abiertos y dialogantes aún, más dispuestos a escuchar", ha desgranado para aseverar que el acuerdo "no es ni siquiera solo una necesidad" sino también una cuestión de ética pública".

De hecho, ha subrayado que "lo más notable de la legislatura" es lo se ha podido hacer desde el acuerdo por mayoría de tres grupos o por unanimidad de todas las formaciones. Así, se ha referido al Pacto Regional por la Cañada Real, el Reglamento de la Asamblea, la Ley de Derechos y Garantías de las Personas en el Proceso de Morir, la Ley de Protección, Reconocimiento y Memoria de las Víctimas del Terrorismo, las leyes como la Ley de Transexualidad, o Contra la LGTBifobia.

"Estas decisiones son las que tendrán más recorrido y estabilidad. Siempre y cuando se desarrollen y ejecuten adecuadamente, presupuestadamente, y se cumplan", ha dicho. De hecho, ha subrayado que uno de los criterios que defiende es que cualquier proyecto inversor que implique un plazo mayor de una legislatura, debe acometerse desde el acuerdo de los grupos parlamentarios.