Garrido se abre a reunirse con Delegación de Gobierno y sindicatos para aumentar la seguridad de vigilantes de Metro

Publicado 05/09/2019 13:30:23CET
El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, durante la visita a las obras de la carretera M-505
El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, durante la visita a las obras de la carretera M-505COMUNIDAD DE MADRID

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, se ha mostrado abierto a reunirse con Delegación del Gobierno y sindicatos de vigilantes que trabajan en Metro de Madrid para mejorar su seguridad.

En declaraciones a los periodistas tras visitar las obras de mantenimiento de firmes que se están llevando a cabo en la M-505, Garrido ha asegurado que siempre tratan de que los trabajadores tengan las mejores condiciones laborales y, para ello, se mantienen en contacto con Policía Nacional y colaboran con Delegación de Gobierno, que es la "competente" en seguridad.

UGT señaló este martes que solicitaría de nuevo una reunión al Ministerio del Interior para tratar las "constantes agresiones sufridas por vigilantes de seguridad" en "todo el territorio nacional", después de que ayer tres graffiteros apuñalasen a un guarda en el depósito de Cuatro Vientos, causándole dos cortes en mano y brazo.

"Nosotros estamos abiertos a las reuniones que puedan ayudar a que las cosas mejoren y con Delegación de Gobierno tenemos relación permanente y Policía Nacional tiene presencia en nuestras instalaciones de control. Esa relación es positiva y siempre hay que mantener coordinación y las relaciones necesarias para que mejore", ha sostenido el consejero.

No obstante, Garrido ha indicado que hasta ahora los acontecimientos que se han producido en Metro de Madrid con respecto a la inseguridad son "puntuales". "Hay acontecimientos, por supuesto, puntuales y lamentables como el recientemente con graffiteros, pero hasta ahora tienen un carácter puntual", ha zanjado.

En el caso de los graffiteros, Alternativa Sindical ha denunciado al suburbano y a la empresa de seguridad Trablisa porque el trabajador apuñalado, según sostiene el sindicato, estaba cubriendo "ilegalmente" el puesto de un trabajador de Ombuds en huelga desde el pasado 13 de agosto. Estos vigilantes están a cargo de las Líneas 7 y 9 de la red, además de las cocheras y los depósitos.

Desde Metro Madrid han subrayado a Europa Press que en "ningún caso" se ha utilizado a terceras compañías para subsanar los servicios de los huelguistas.

Contador