Garrido reconoce que tuvo un "minuto malo" cuando no fue elegido candidato y asegura que decidirá su futuro en mayo

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, en Onda Cero
ONDA CERO
Publicado 24/01/2019 10:36:38CET

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha reconocido este jueves que tuvo "un minuto malo" cuando no fue elegido candidato a la Presidencia regional y ha asegurado que decidirá su futuro político en mayo.

"A todos cuando nos dicen algo que no es lo que esperamos uno tiene un minuto malo, y yo lo tuve. Me hubiera gustado que hubiera sido bueno", ha compartido en una entrevista concedida a 'Onda Cero', recogida por Europa Press. Pero, como tiene "interiorizado que así son las cosas" una vez que pasó se ha puesto "a trabajar para la candidata", Isabel Díaz Ayuso.

Para Garrido, la Dirección Nacional ha entendido que "por diferentes razones" hay otra persona que está "en mejor disposición para ganar las elecciones" y, por ello, la aspirante tiene "todo su apoyo". "Yo a la política y al PP le debo muchísimas cosas y por tanto tengo que ser generoso con ellos", ha remarcado.

A su parecer, "lo que destruye las organizaciones es cuando uno no consigue aquello que pretende criticar". Para el presidente, "eso no es justo ni es lógico porque si uno admite la jerarquía la debe mantener cuando le va bien y cuando consigue lo que quiere y cuando no".

En cuanto a su futuro, el presidente ha sostenido que todavía "quedan meses" para tomar una decisión y considera que "a los madrileños no les importa". El jefe del Ejecutivo ha sostenido que estaría mal que estuviera hablando y discutiendo lo que va a hacer ahora mismo.

En mayo, lo hablará con su familia, con sus hijos, y con el presidente nacional, Pablo Casado, y decidirá dónde puede estar o si se va. "Todavía no lo sé, hay que hablarlo con calma", ha dicho.

En este punto, Garrido ha puesto de manifiesto que como presidente tiene incompatibilidad para trabajar "prácticamente en todo" por ley y, sin embargo, no tiene un estatuto de presidente. A su parecer, a veces las situaciones son "injustas" con los políticos y pagan todos "lo que desgraciadamente han hecho unos sinvergüenzas".