Actualizado 10/03/2012 14:36:26 +00:00 CET

Un grupo de tibetanos se manifiesta ante la Embajada china en Madrid para exigir el fin de la represión

Manifestación De Tibetanos Ante La Embajada China En Madrid
EUROPA PRESS

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Unas 200 personas, la mayoría tibetanos o españoles de origen tibetano, se han concentrado este sábado ante la sede de la Embajada china en Madrid para exigir el fin de la represión que ejercen las autoridades chinas en Tíbet y pedir respeto a los Derechos Humanos y la cultura y la religión tibetanas. La concentración se ha realizado en el 53 aniversario de la invasión china de Tíbet.

"El día 10 de marzo de 1959 su país invadió Tíbet, mi país, nuestro país (...). Después de tantos años de ocupación de mi país, la situación de mi pueblo, lejos de mejorar, ha ido empeorando poco a poco. No es cierto que los tibetanos que viven en Tíbet estén contentos con las autoridades chinas", señala el diputado del Parlamento tibetano en el exilio y representante para Europa, Thubten Wangchen, en una carta remitida a la Embajada.

"Si no, cómo se explica la incesante huida de cientos de tibetanos arriesgando sus vidas atravesando las nevadas cumbres del Himalaya en los duros meses de invierno, o cómo se explican las recientes muertes de jóvenes tibetanos prendiéndose fuego en las calles de los pueblos y las ciudades de Tíbet", denuncia.

Durante la concentración, a la que han asistido manifestantes de distintos puntos de España, han ondeado numerosas banderas tibetanas y fotografías del Dalai Lama y de los tibetanos que han muerto tras prenderse fuego en señal de protesta contra el Gobierno chino.

"Es el momento de actuar, porque existe el peligro de que desaparezca una cultura, una filosofía. En los últimos días han enviado 80.000 soldados chinos más a Tíbet", ha denunciado el lama Wangchen. Los militares chinos, ha asegurado, van monasterio por monasterio para obligar a los monjes y monjas a denunciar al Dalai Lama y "más de 300 han desaparecido".

La misiva que pretendían hacer llegar a la Embajada se refiere a las distintas formas de violencia de las autoridades sobre la población tibetana. "Las detenciones sin ningún motivo, los encarcelamientos sin juicio, la imposición de la lengua china en las escuelas, las trabas a las prácticas religiosas, los controles continuos a los que se ven sometidos los ciudadanos tibetanos o el asentamiento de ocho millones de chinos en tierras tibetanas son una pequeña muestra de lo que ahora mismo está ocurriendo en Tíbet", indica.

Además, los tibetanos recuerdan que ya no piden la independencia, sino una autonomía que les permita defender su cultura y su idioma. "Queremos vivir en un país libre, en paz y en armonía. Queremos decidir sobre nuestros asuntos, sobre nuestros intereses", continúa.

"Le pedimos que traslade a las altas autoridades de su país nuestra demanda de respeto por los derechos humanos en Tíbet y que se permita la entrada inmediata de la prensa y de un comité de observadores internacionales para constatar la situación real dentro de Tíbet hoy", concluye.

Wangchen también se ha referido a la postura del Gobierno español para con la cuestión tibetana y ha apelado directamente al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. "Rajoy, haga negocios con China. No pasa nada, pero hable de Derechos Humanos", ha emplazado.

En la manifestación también han estado presentes numerosos españoles que han manifestado su solidaridad con los tibetanos. "Estoy aquí para denunciar los abusos de China contra un pueblo inocente. A través del terror y las armas tienen a un pueblo subyugado. Esta gente está reclamando su tierra", ha explicado Alfonso, uno de los españoles asistentes a la manifestación.

139528.1.260.149.20120310143626
Vídeo de la noticia