El guitarrista andaluz Dr. Olmedo presenta su nuevo disco en un concierto hoy en el Berlín Café

Publicado 03/10/2015 7:12:34CET
Cartel del concierto
CEDIDA

MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El guitarrista de origen andaluz y ahora a caballo entre Extremadura y Madrid, Dr. Olmedo, se lanza a cantar sus propias canciones en castellano en su nuevo disco que presentará en un concierto que hoy sábado en el Berlín Café de Madrid a partir de las 21.30 horas.

Para ello en su gran disco 'Una mala tarde' se ha rodeado de grandes amigos y compañeros de batallas, formando una banda con músicos que cuentan a sus espaldas con colaboraciones con gente como Chano Domínguez, Jerry González, Jorge Drexler, Jorge Pardo, Bebe, Perico Sambeat, Gecko Turner, Benjamín Escoriza.

Pedro Calero (Badajoz) al piano, hammond y acordeón, Enrique Tejado (Cáceres) al contrabajo y tuba, Pepín Muñoz (Badajoz) a la batería, marimba y vibráfono, Joaquín Sánchez (Granada) al clarinete y armónica y los 'featuring' de Santi Cañada al trombón y Mele González y Nano Olmedo a los coros, completan una banda desparramada por toda la mitad sur peninsular y que recoge influencias de todos sus componentes, desde Holliday a Hendrix, pasando por Monk, Veneno, Dylan, Ellington, Tabletom, Waits, Mingus, Triana para crear un sonido que sin embargo tiene una clara personalidad propia.

En las doce canciones que forman 'Una Mala Tarde' se descubre a un letrista 'novel' que dibuja con tino y frescura paisajes emocionales o historias humanas a veces alegres y coloridas, otras veces tristes e incluso oscuras, pero destilando siempre sinceridad; historias que hablan de amor, de desamor, de vida o de muerte, de aventuras cotidianas, de injusticia social.

En este disco, Pepe echa la vista atrás y busca en sus inicios, en aquellas músicas que desde chaval le emocionaron y le llevaron a dedicar su vida a esto.

'Una mala tarde' está impregnada de sonidos de raíz, añejos sonidos de jazz de Nueva Orleans, de blues, de folk americano, de rock setentero e incluso por momentos de música balcánica o de vodevil, que persiguen antes emocionar que deslumbrar con virtuosismo instrumental o con complejos arreglos.