Actualizado 09/07/2012 14:48

Un hombre excusa a su pareja de clavarle un cuchillo al atribuirlo a un accidente por sus maltratos

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una acusada ha admitido este lunes en el juicio que se ha celebrado en la Audiencia de Madrid que clavó un cuchillo a su pareja sentimental en el pulmón, mientras que éste le ha excusado al atribuirlo a un percance que se produjo en el transcurso de una discusión en la que le propinó puñetazos. "Fue un fatal accidente", ha dicho el hombre.

"Cuando pensé que estaba más tranquilo, vino hacia mi. Yo tenía un cuchillo porque estaba comiendo una manzana. Me puse las manos para cubrirme y me di cuenta de que el cuchillo estaba dentro de él", ha manifestado la acusada.

Cinthya Isabel C.H y César Raul H. R., ambos de nacionalidad peruana, se han sentado en el banquillo de los acusados por un delito en grado de tentativa, y como alternativa uno de lesiones, y otro de maltrato familiar. La primera afronta diez años de cárcel o cinco años de forma alternativa, mientras su pareja e enfrenta a diez meses de prisión.

En su declaración, la mujer ha relatado que sobre las 19.00 horas del 12 de julio de 2011 llegó a su casa, donde se encontraba su pareja bebiendo con un amigo al que no conocía. "Discutimos por una cámara. Pensaba que una amiga mía la había cogido. Estaba ebrio. Empezó a agredirme. Me dio un puñetazo en la cara", ha indicado y ha aprovechado su turno a la última palabra para insistir en que no tuvo intención de hacer daño a su pareja.

Por su parte, el otro acusado ha reconocido que el día de los hechos estaba en estado de embriaguez, ya que había estado bebiendo con un amigo. "Ella pensó que le iba a pegar. Levantó la mano y pasó un percance. Me clavó el cuchillo, pero fue algo accidental. Nunca la he llegado a tener miedo", ha destacado el hombre.

Además, ha manifestado su intención de seguir manteniendo una relación y ha renunciado a reclamar una indemnización a pesar de que pudo morir de no haber sido asistido por los facultativos sanitarios.

En la prueba testifical, las amigas de a acusada han asegurado que ésta sufría continuos malos tratos por parte de su pareja. Además, han contado cómo en una ocasión vieron que éste la arrastraba de los pelos por la casa.