El instructor del 'caso Villarejo' quiere presidir la Audiencia con medidas de transparencia y mejora del funcionamiento

De Egea en el CGPJ
EUROPA PRESS
Actualizado 13/11/2018 16:09:27 CET

Apuesta por fomentar la unificación de criterios, propuesta común de los cuatro candidatos

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El magistrado Diego de Egea, que actualmente instruye el 'caso Villarejo' en la Audiencia Nacional, ha expuesto este martes ante el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y varios vocales del Poder Judicial su proyecto a presidir la Audiencia Provincial de Madrid, centrado en "hacer entrar" a esta sede judicial en el Siglo XXI paliando sus carencias y mejorando su funcionamiento a través de la transparencia y de un servicio de calidad al ciudadano.

Lesmes y los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) han escuchado las comparecencias de cuatro de los cinco candidatos a presidir la Audiencia madrileña tras la marcha de Eduardo de Porres al Tribunal Supremo.

Aumento de la plantilla de magistrados, reducción de los tiempos de pendencia de las secciones de familias y mercantiles o la creación de una base de datos interna de unificación de doctrinas para facilitar el trabajo son algunos de las propuestas en común que comparten los candidatos a ocupar este puesto.

El nombre que suena más fuerte para ocupar el cargo es el magistrado Diego de Egea, quien actualmente es juez de apoyo del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional. Provenía antes del refuerzo del Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid.

De Egea competirá con el magistrado de la Audiencia Nacional Juan Pablo González y con el exdirector general de la Administración de Justicia Joaquín Delgado. También concurren a la Presidencia de la Audiencia de Madrid las magistradas Mercedes del Molino y Teresa Santos.

Al inicio de su intervención, De Egea ha subrayado que quiere "hacer entrar a la Audiencia de Madrid en el Siglo XXI", incidiendo en la necesidad de paliar sus carencias y mejorar su funcionamiento.

Tras exponer su trayectoria profesional relevante que inició en los años 80 como abogado en los tribunales en el ámbito laboral y pasando por juzgados militares, ha destacado como uno de sus logros reducir la pendencia en el Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid.

En cuanto a su proyecto, el magistrado ha propuesto que las secciones civiles deberían formarse con cinco magistrados, mientras que en las penales habría que añadir un sexto magistrado de forma paulatina. También ve necesario reducir los tiempos de resolución de los recursos de las secciones de familias, ya que tardan más de dos años en resolver este tipo de cuestiones.

Además, ha destacado que habría que poner en marcha de forma urgente un protocolo sobre las grabaciones de las vistas, ya que, según ha dicho, a menudo los juicios se anulan por esta falta de grabaciones o de audición.

Otra de sus medidas sería la creación de una base de datos interna en la Audiencia de Madrid sobre unificación de doctrinas para que los presidentes de Sala puedan elevar sentencias teniendo en cuenta esas consideraciones.

Por último, ha destacado que si es nombrado presidente hará una gestión transparente y abrirá "la Audiencia a los jóvenes, a los colegios y a las universidad". "Ofrezco mi vocación al servicio de la ciudadanía", ha concluido.

JOAQUÍN DELGADO, EXPERIENCIA GUBERNATIVA

Por su parte, el magistrado Joaquín Delgado ha expuesto su amplio currículum profesional que le ha aportado una importante experiencia gubernativa al pasar por el Poder Judicial, el Ministerio de Justicia y la Unión Europea, entre otros ámbitos.

Tras insistir en que nunca he generado "conflictos personales", ha hecho hincapié en su buena relación con los responsables del Ministerio de Justicia o de la Fiscalía como ventaja respecto a los otros candidatos a la hora de que pueda favorecer a su gestión al frente de la Presidencia de la Audiencia madrileña.

Asimismo, ha adelantado que pondrá en marcha si llega a este cargo un programa con 100 medidas para mejorar el funcionamiento de la Audiencia, con un plan operativo anual que quede reflejado en la Memoria Anual de esta sede judicial.

En líneas generales, ve necesario 30 magistrados más y un plan de choque en las secciones de familiar para hacer frente a su atasco actual. Propone también un impulso de las conformidades en los juicios y una plataforma para que los magistrados compartan información.

También ha dado importancia al tratamiento de los menores que pasan por esta sede judicial, abogando por evitar la denominada doble victimización y por potenciar la prueba preconstituida en los juicios, algo que ya se hizo en juicios como el del pederasta de Ciudad Lineal.

Por otro lado, el magistrado Juan Pablo González ha detallado alguno de los casos que ha dirigido en la Audiencia Nacional sobre terrorismo, crimen organizado o estafas piramidales y ha apuntado que tiene una dimensión gubernativa dado que estuvo años en la sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

Al igual que sus compañeros, entre sus propuestas destaca la necesidad de reducir los tiempos de respuesta de las secciones mercantiles y de familia, ya que a su juicio el tiempo de resolución es "algo inaceptable". Además, apuesta por ofrecer a los ciudadanos una "Justicia más próxima y cercana" al ciudadano, mejorando su servicio público.

Por último, la magistrada de la Audiencia Provincial de Madrid Mercedes del Molino ha coincidido con sus compañeros en la necesidad de unificar las doctrinas a la hora de que no haya discrepancias en las sentencias que dictan las diferentes secciones de este tribunal y reforzar la plantilla en las secciones mercantiles y de familia.