IU critica la "subvención encubierta" a una orden religiosa para tratar situaciones psicológicas extremas

Publicado 13/12/2014 15:19:42CET

Cree que el objeto del contrato trata competencias que son de la Comunidad, algo que replica el Ayuntamiento

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El grupo municipal de Izquierda Unida ha criticado que el Ayuntamiento de Madrid haya suscrito un contrato de 18.000 euros con la Orden de los Camilos para un programa de tratamiento de situaciones psicológicas extremas, algo que la formación considera una "subvención encubierta" porque esas competencias pertenecen a la Comunidad de Madrid.

Por su parte, el Ayuntamiento ha defendido que no hay contradicción ni duplicidad con las competencias de la Comunidad con este contrato, puesto que la tarea de prevención en materia de salud pertenecen también al ámbito municipal.

El programa incluye medidas para prevenir intentos de suicidio, duelos o maltratos o situaciones de estrés por diversas causas, algo que a juicio de la edil de IU María Prado de la Mata son competencias del Servicio Público de Salud Mental de la Comunidad de Madrid, tal y como expuso en la última comisión municipal de Familia y Servicios Sociales.

De la Mata ha indicado que por un lado se trata de "una injerencia injustificada de lo religioso en el ámbito de la Administración Pública", algo que "no resulta novedoso" con el actual equipo de Gobierno local, y, por otro, se vulnera la Ley de Capitalidad". En concreto la concejala aludió a su artículo 31 en el que se explicita que el Ayuntamiento prestará los servicios que "no estén expresamente atribuidos a otra Administración Pública".

Tras decir que si bien se podrá hacer con servicios complementarios, no es el caso pues las terapias que se prestan en este Centro de Escuchas son objetivo de los centros autonómicos de salud mental y, por tanto, se "duplicarían".

"Por supuesto estamos de acuerdo en reforzar desde los propios servicios sociales municipales estas atenciones, pero no de la manera que lo ha hecho el equipo de gobierno", aclaró la edil de IU.

De la Mata ha criticado que la misma orden religiosa fue contratada en 2012 por el área de Servicios Sociales como entidad formadora de lo que, en principio, iban a ser unas jornadas de trabajo con los trabajadores sociales para elaborar un plan de atención social primaria.

Al final acabó siendo, según varios participantes, una actividad formativa sobre 'Counseling' (prevención y atención de problemas de la vida cotidiana o conflictos relacionados con crisis vitales tales como sexualidad, adolescencia, relaciones de pareja, adicciones...) que ha sido luego uno de los servicios que ofrece la mencionada orden.

Por su parte, la directora general de Oportunidades del Ayuntamiento, Rocío de la Hoz ha dicho que es un contrato menor del Consistorio para hacer una experiencia piloto en esta materia y ha añadido que "en absoluto" entra en contradicción con las competencias autonómicas en sanidad, puesto que el Consistorio también las tiene en materia de prevención de salud, algo que precisamente ocurre en este caso.

De cara a prevenir situaciones de riesgo de suicidio, De la Hoz ha apuntado que por eso se ha puesto en marcha esta experiencia piloto que, tras ser evaluadas sus conclusiones, el Ayuntamiento decidirá si lo mantiene o no. "Entra plenamente en las competencias del Ayuntamiento", ha agregado para recalcar que varios programas están conveniados con actividades religiosas y prestan buen servicio a la ciudadanía, aludiendo por ejemplo a Cáritas.

Para leer más