Junta de Tetuán revocará la cesión de un espacio en el Mercado de San Enrique a 12 asociaciones

Publicado 30/11/2019 10:59:59CET

La Junta quiere destinar la superficie a servicios públicos y los colectivos lamentan no poder llevar a cabo proyectos sociales

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Junta municipal del distrito de Tetuán va a revocar la autorización concedida a una docena de asociaciones del distrito dispusieran de un espacio de 2.000 metros cuadrados en la primera planta del Mercado de San Enrique, que ahora quiere destinar a prestación de servicios públicos.

Esta decisión ha generado críticas de la federación de doce asociaciones afectadas por esta reversión y que se hicieron con la licitación que sacó a concurso el anterior Gobierno municipal el pasado mes de mayo para desplegar diversos proyectos de contenido social.

De esta forma, iniciativas como apoyo jurídico en casos de violencia de género, asesoría legal para personas sin recursos, respaldo a familias con casos de diabetes, punto de recogida del Banco de Alimentos, programas de ocio saludable para los más jóvenes, entre otros, se quedan sin el "anhelado" espacio común en el Mercado de San Enrique.

"Nos ha sentado como un jarro de agua fría", aseguran a Europa Press desde la Unión de Asociaciones de Tetuán, entidades que veían la posibilidad de juntarse en un mismo espacio, entendido como "un gran centro social" y como la "mejor solución", ya que ahora "quien no está en precario con un alquiler", está sin un lugar de referencia donde poder juntarse y trabajar en común por el distrito.

Las doce asociaciones unidas en el proyecto (Asociación Petra Cuevas, Asociación Cultural y Deportiva de Tetuán, Banco de Alimentos Infantiles, Diabetes Madrid, Espacio Geranios para el Emprendimiento Social, Nativos de Macondo, Solidaridad Cuatro Caminos-Tetuán, Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas Carmen García Castellón, Fai, AESCO, Colectivo Tetuán-Ventilla y ACULCO) encuadran la decisión de revocar la licitación tomada por la nueva Junta Municipal como una hipoteca para el futuro asociativo del barrio.

"Revocar la cesión de uso y dejar a las asociaciones sin espacio para su labor supone menospreciar el tejido asociativo", argumenta la federación de entidades en un comunicado, donde exponen que la decisión de la Junta es, de facto, "aniquilar el asociacionismo del distrito y los mimbres puestos para un movimiento asociativo potente y duradero".

LA JUNTA QUIERE EL ESPACIO PARA SERVICIOS PÚBLICOS, AÚN SIN CONCRETAR

La Junta de Tetuán, presidida por Blanca Pinedo Teixidor, tiene un plan para los 2.000 metros de Mercado de San Enrique con vistas a "destinarlos a la prestación de servicios públicos municipales", aún sin concretar.

Han llegado a esta decisión, transmiten desde la Junta a Europa Press, después de evaluar el estado de las instalaciones municipales y detectar deficiencias en diferentes servicios.

"Dadas las necesidades de dotación de espacios para los servicios públicos municipales se han iniciado los trámites para revocar la autorización (a la federación de asociaciones) y destinar ese espacio a la prestación de servicios públicos municipales, como se les ha comunicado", exponen.

Defienden en el equipo de Pinedo que su primera obligación es "garantizar que se prestan los mejores servicios públicos y por ello, antes de ceder espacios municipales a las entidades privadas", como califican a las asociaciones, consideran que "se debe dar respuesta a las necesidades públicas existentes", en el sentido de "subsanar aquellos espacios insuficientes e inadecuados que puedan albergan servicios públicos municipales".

No obstante, desde la Junta han querido "trasladar el total apoyo a las asociaciones del distrito y se muestran abiertos a escuchar sus iniciativas y sugerencias". No lo ven igual desde el asociacionismo.

"De la noche a la mañana nos dejan sin cesión en momentos de crisis donde en Tetuán hay más de 40 locales de apuestas donde las personas se arruinan y cuando no hay espacios alternativos para acoger a niños, jóvenes y adultos para que puedan participar en actividades colectivas", han replicado desde la agrupación de asociaciones.

EL ORIGEN DE LA CESIÓN

El 11 de enero de este año, con el gobierno presidido por Manuela Carmena, se sacó a concurso público el uso de la primera planta del Mercado de San Enrique, a acondicionar, dentro de la política de colaboración público-social llevada a cabo para facilitar puntos de encuentro a iniciativas ciudadanas en espacios municipales sin uso.

El pasado 13 de mayo la Junta aprobó por decreto la autorización para el uso de los 2.000 metros a la Unión de Asociaciones de Tetuán-Mercado de San Enrique tras ganar el concurso al demostrar su arraigo en el barrio, el proyecto de colaboración público-social a implementar, el uso compartido de las instalaciones y la promoción de actividades abiertas, gratuitas e inclusivas. Dichas oficinas no supondrían coste alguno para las asociaciones.

Sin embargo, con la entrada de la nueva Corporación y con el Gobierno de PP y Cs fueron informados por carta del inicio de la revocación de la autorización para el uso de la primera planta. En todo momento la segunda planta podía ser adscrita, tanto con el anterior Ejecutivo como con el actual, a cualquier destino a decidir por la Junta.

Las obras en el mercado, una vez que se reanuden, podían estar finalizadas en mayo o junio, señalan desde la agrupación de asociaciones a Europa Press, que aseguran que estarán vigilantes a los planes de la Junta para que no se destinen más que a servicios públicos.

MÁS MADRID LLEVA LA REVOCACIÓN AL PLENO

Más Madrid, quien puso en marcha el concurso y la adjudicación, llevará la situación de las asociaciones del Mercado de San Enrique al Pleno del distrito de la próxima semana. El grupo municipal ha explicado a Europa Press que sólo se puede revocar un proceso de licitación público según el pliego si hay un bien público afectado que necesita de ese espacio.

A lo que suman que entender que la Unión de Asociaciones de Tetuán es un operador privado es "una broma para vecinas, vecinos y para el tejido asociativo".

Contador