Juzgan hoy a un acusado de estafar casi 300.000 euros a un familiar de 94 años

Audiencia de Madrid
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 19/10/2018 9:18:34CET

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid juzga a Rubén P. A. por la
supuesta comisión de un delito de apropiación indebida, un delito
continuado de estafa y un delito de hurto.

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el fiscal solicita para él una pena conjunta de trece años y ocho meses de
privación de libertad.

El fiscal considera acreditado en su informe de calificación provisional que Rubén P. se aprovechó de que su tío abuelo, de 94 años de edad, quien vivía en una residencia de Torrelodones (Madrid), precisamente por su avanzada edad, tenía un precario estado de salud físico, para que éste le otorgara un apoderamiento bancario, el 17 de junio de 2011.

Ese documento le facultaba para realizar movimientos bancarios de las cuentas de la víctima. De esa manera, y prevaliéndose de tal autorización, el procesado actuó con ánimo de lucro e imitó la firma de su tío abuelo en diversos contratos, según señala el fiscal. Además, se apoderó de cantidades de las cuentas, bien mediante reintegros bancarios en caja, o en cajeros.

Así, entre el 20 de junio de 2011 y el 15 de agosto del
mismo año, Rubén efectuó hasta 29 operaciones bancarias en las que
se apoderó indebidamente de una cantidad total que asciende a
104.447,67 euros de la cuenta de su tío abuelo en el Banco Santander
y de 189.500 euros de la del BBVA.

Además, en un momento determinado, aprovechando que el anciano se encontraba postrado en una silla de ruedas en su domicilio de Madrid debido a una caída sufrida en la residencia de Torrelodones, donde vivía, y que requirió una intervención quirúrgica, el acusado se
apoderó de diversos objetos propiedad de la víctima.

Entre los enseres sustraídos se encontraba un televisor y joyas que pertenecieron a la esposa de la víctima, también fallecida, junto con otros efectos personales. El tío abuelo del procesado falleció en la citada residencia el 20 de noviembre de 2011, meses después de los hechos descritos.

La Fiscalía solicita que Rubén, quien fue detenido el 5 de octubre
de 2011 en las proximidades de su domicilio en Majadahonda (Madrid),
indemnice a los herederos legales de la víctima en la cantidad de
289.947 euros, sin perjuicio de lo que pueda resultar y determinar en
el juicio oral y la ejecución de la sentencia.