Actualizado 13/08/2012 21:54 CET

Liberados 600 ejemplares de sapo partero en la Laguna Chica del Parque Natural de Peñalara

Sapos en Peñalara
COMUNIDADDEMADRID

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El viceconsejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Luis Asúa, ha procedido este lunes a la suelta de 600 ejemplares de sapo partero en la Laguna Chica del Parque Natural de Peñalara, una especie en peligro de extinción a causa de un hongo, según ha informado el Gobierno regional en una nota de prensa.

El sapo partero común es una especie especialmente amenazada a causa de la gran mortandad ocasionada a finales de los años 90 por una enfermedad denominada quitridiomicosis, ocasionada por un hongo patógeno que el ser humano ha distribuido por todo el planeta durante las últimas décadas y que ha dado origen a la desaparición de centenares de especies y poblaciones.

El viceconsejero regional ha indicado que desde que en 1999 se descubrió en Peñalara el primer brote de esta enfermedad en toda Europa, la Comunidad "no ha cejado en su empeño de proteger y recuperar estas especies". "Hay que recordar que el Parque Natural de Peñalara es una de las áreas de montaña con mayor biodiversidad de anfibios de toda Europa. Aquí viven diez especies de anfibios, de las que siete están incluidas en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas", ha añadido.

Los ejemplares introducidos este lunes en Peñalara proceden de un programa de cría en cautividad que se inició tras conocerse el origen de la quitridiomicosis.

Se trata de un programa que se realiza en colaboración con la organización internacional Durrell Wildlilfe Conservation Trust, y en el que participan con sus investigaciones diversas instituciones europeas y americanas, tales como el CSIC, el Imperial College de Londres, la Sociedad Zoológica de Londres, la Universidad de Zurich o la de Texas.

NUEVOS NÚCLEOS DE CRÍA

En el Centro de Cría en Cautividad de Anfibios Amenazados de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio se mantiene una colonia cautiva de ejemplares de sapo partero común del Parque que contiene la diversidad genética de las poblaciones naturales.

Los ejemplares nacidos en cautividad son mantenidos hasta dos años después de completar su metamorfosis con objeto de proporcionar un tamaño adecuado que garantice su supervivencia.

Además, antes de su liberación los ejemplares son también tratados con fungicidas para dotarlos de mayores defensas cuando entren en contacto con el hongo.

Tras la liberación de más de 400 ejemplares en los últimos años, se ha logrado establecer dos nuevos núcleos de cría en el Parque, donde la especie había desaparecido, y se han reforzado otros seis, donde la población original se había visto mermada en un 98 por ciento. Con la suelta de estos 600 nuevos ejemplares se espera potenciar sustancialmente la recuperación de esta especie.

El Parque Natural de Peñalara tiene más de 240 charcas y humedales que constituyen un escenario único para los anfibios y cuya conservación es objetivo prioritario para la Comunidad de Madrid. Estos humedales están incluidos en la lista del Convenio de Ramsar, lo que supone el reconocimiento internacional de Peñalara como un espacio natural de gran importancia para la protección de los humedales y único en la región.