Madrid abre a consulta su modelo de gobernanza pública participada con la ordenanza de cooperación público-social

Ayuntamiento de Madrid
EUROPA PRESS
Actualizado 02/11/2017 10:57:02 CET

La cesión de espacios o la cogestión con la iniciativa social de instalaciones deportivas de proximidad "se potenciarán"

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid abre el proceso de consulta pública previa de la futura ordenanza de cooperación público-social con la que, siguiendo la estela de ciudades como Nueva York, Londres, París, Ontario, Ámsterdam o Bolonia, además de iniciativas que ya se dan en la ciudad, incorpora al tejido social a la gestión de las políticas públicas.

Con este proyecto de ordenanza se busca un espacio de colaboración regulada para la iniciativa social ya existente en la ciudad potenciando la participación de las entidades sociales en las políticas públicas y en su innovación para poder dar respuesta a nuevas actividades que cubran los retos de la sociedad actual, explican desde el Ayuntamiento.

El nuevo texto normativo regulará formas de colaboración ya habituales en Madrid desde hace décadas como, por ejemplo, los procesos de remodelación de barrios o la conversión de la pradera de Pradolongo en parque a través de un proceso de participación ciudadana para su diseño en el que el Ayuntamiento costeó una encuesta elaborada por el vecindario. Los dos ejemplos son de finales de la década de los 70.

Otras actuaciones en marcha en este momento propias de este tipo de cooperación entre el Ayuntamiento y el tejido social, y que ahora se potenciarán y quedarán reguladas con la "máxima transparencia "en su gestión son la cesión de espacios para el desarrollo de proyectos que complementan la actividad municipal, cuyas directrices se incorporarán al texto definitivo de la ordenanza, y la cogestión de edificios públicos, como las instalaciones deportivas de proximidad.

También se incluyen los proyectos cooperativos potenciados a través del Fondo de Reequilibrio Territorial (FRT), con una dotación de 76 millones de euros en los presupuestos de 2017, entre los que se pueden citar los Equipos de Actuación Distrital.

NO PARA LA PRESTACIÓN DE SERVICIOS PÚBLICOS

El modelo de cooperación público-social que se presenta en la ordenanza no podrá ser utilizado para la prestación de servicios públicos ni para su privatización. Además se pretende incorporar los concursos de ideas para encontrar nuevas soluciones a nuevos problemas en procesos de innovación social.

La Junta de Gobierno de este jueves aprobará someter a consulta pública previa la propuesta de proyecto de ordenanza tras el trabajo realizado con el tejido asociativo por el área de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, con Nacho Murgui al frente, en la elaboración de un borrador.

Con la futura ordenanza el Gobierno municipal implementará este modelo de gobernanza en el que incorpora a la ciudadanía en la resolución de los retos de Madrid y lo hará bajo varias fórmulas: proyectos conjuntos desarrollados entre el Gobierno y entidades, actividades de innovación social, inversiones vía presupuesto municipal en la ciudadanía organizada o generación de conocimiento útil compartido entre los diferentes agentes que intervienen en la ciudad.

BORRADOR ELABORADO CON EL TEJIDO ASOCIATIVO

El borrador del proyecto de ordenanza ha sido elaborado contando con la participación del Consejo Coordinador de los Distritos, el tejido asociativo de la ciudad y el Consejo Sectorial de Asociaciones. Ya fue presentado y explicado a entidades, asociaciones e iniciativas ciudadanas madrileñas en junio y septiembre para incorporar aportaciones y propuestas de mejora, además de ampliar así cauces y plazo de participación en la elaboración de la normativa municipal que ahora se somete a consulta pública

El plazo de consulta pública previa de la propuesta del proyecto de ordenanza es de quince días naturales desde su publicación en el Boletín Oficial del Ayuntamiento (BOAM). La consulta estará disponible on-line el próximo lunes 6 de noviembre.

LA COOPERACIÓN PÚBLICO-SOCIAL FUERA DE ESPAÑA

Este modelo de gobernanza pública participada es un viejo conocido en otras partes del mundo. Así, en Nueva York viene funcionando desde los años 80 el programa de recuperación de espacios verdes degradados 'Take Back Your Park'. En Glasgow están los diagnósticos sociales compartidos de acuerdo a indicadores aportados por entidades y en Londres la London Tree Partnership y la Alianza por la Resiliencia con refugiados sirios.

También destaca la Planificación Comunitaria de espacios en centros educativos de Ontario, los Jardines Comunitarios de París, el reglamento sobre colaboración entre ciudadanos y Administración para el cuidado y regeneración de los bienes comunes urbanos en Bolonia, las formas de autogestión ciudadana de espacios comunes en Ámsterdam o Nápoles o el Consejo Consultivo Comunitario para el control de la tuberculosis en países en desarrollo como Sudáfrica.