Madrid Calle 30 licita un contrato de suministro de alta y baja tensión cuya electricidad tendrá que ser 100% renovable

Trabajador Madrid Calle 30
MADRID CALLE 30
Publicado 28/12/2018 12:00:57CET

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Administración de Madrid Calle 30 ha licitado un nuevo contrato de suministro de alta y baja tensión que tiene como novedad en los criterios de solvencia técnica la exigencia a las empresas que quieran concurrir que solo comercialicen energía de origen cien por cien renovable.

Según ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado, la previsión es que, en función de los trámites normativos tras la licitación, el contrato se adjudique la próxima primavera.

Esta licitación se enmarca en compromisos internacionales, como la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, el Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático y la reciente Cumbre de Katowice sobre el uso de las energías renovables.

Con este nuevo contrato, Madrid Calle 30 ha seguido una línea que comenzó el Ayuntamiento el pasado 1 de julio que consiste en consumir electricidad de empresa que solo comercialicen energía de origen cien por ciel renovable.

Para el delegado de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, que preside la empresa mixta, con estas dos iniciativas el Ayuntamiento de Madrid "contribuye a la construcción de un Madrid en el que las compañías realicen una distribución consciente y transformadora, generando así un impacto social positivo".

Además, Madrid Calle 30 ha señalado que un estudio que comenzó en noviembre de 2017 sobre la potencia contratada para el suministro eléctrico en alta tensión ha permitido demostrar que un plan de ahorro y optimización ha generado una reducción del gasto cercana a los 800.000 euros.

La factura eléctrica entonces sobrepasaba los 5 millones de euros y después de varios meses de gestiones y estudios para ver cómo ajustarla, se puso en marcha un plan de ahorro y optimización. Así, se estimó entonces que el ahorro sería del 15 por ciento (unos 750.000 euros) y un año después casi alcanza los 800.000.

Las acciones que han permitido economizar en luz en Calle 30 son, por un lado, "reducir la potencia contratada para ajustarla a las necesidades reales y, por otro, redistribuir algunos trabajos para hacerlos en periodos nocturnos y fines de semana, que el coste de la electricidad es inferior".

Contador