Publicado 22/07/2020 12:10:37 +02:00CET

Madrid supera ya los 50.000 donantes registrados de médula ósea

Transfusión, sangre, grupo sanguíneo, RH
Transfusión, sangre, grupo sanguíneo, RH - NITO100/GETTY - Archivo

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid supera ya los 50.000 donantes registrados de médula ósea tras sumar los más de 3.200 nuevos inscritos durante el primer semestre del año, lo que supone un 13 por ciento más que el objetivo marcado por el Plan Nacional de Médula Ósea para este periodo.

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, esto ha sido posible gracias a que, a pesar del confinamiento, el Centro de Transfusión no ha dejado de captar donantes.

Un total de 711 madrileños se inscribieron en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO) entre el 13 de marzo y el 31 de mayo, gracias a un sistema que habilitó el Centro de Transfusión (CTCM) para captar nuevos donantes entre las personas que acudían a donar sangre.

El objetivo, seguir sumando donantes al registro pero evitando exponer a más población al riesgo de salir de casa. El resultado ha sido todo un éxito que ha permitido cumplir e incluso superar el objetivo marcado para la Comunidad de Madrid por el Plan Nacional de Médula Ósea (470 de media al mes).

En el primer semestre, enero-junio, el Centro de Transfusión ha incorporado a REDMO 3.209 nuevos donantes, una media de 534 al mes. En total, el registro madrileño cuenta ya, a 30 de junio, con 50.436 donantes de médula.

PLAN WHATSAPP

A mediados de marzo empezaban los momentos más álgidos de la pandemia Covid-19 y las medidas más restrictivas del confinamiento. El CTCM decidió dejar de citar a las personas que habían contactado previamente para acudir a registrarse como donantes de médula.

Había que evitar la exposición al riesgo de la población, que debía permanecer en casa, pero el CTCM no quiso renunciar a seguir captando donantes de médula.

Por esta razón puso en marcha lo que llamó el Plan WhatsApp. Se trataba de captar, a través de esta vía, nuevos donantes de médula entre las personas que acudían a donar sangre, cuya presencia sí era imprescindible. Estas debían también cumplir los requisitos: hasta 40 años, preferiblemente varones.

Al día siguiente a su donación de sangre, los seleccionados eran contactados para informarles sobre donación de médula. De aquellos que mostraban interés, se conservaba uno de los tubos de sangre que habían sido extraídos, para los análisis rutinarios, durante su donación.

Una vez informada, la persona tenía hasta un mes para decidir si quería registrarse. En caso afirmativo, se estudiaba la muestra de sangre, previamente conservada, para conocer el perfil HLA (el que establece la compatibilidad donante-receptor) y sus datos se incorporaban al REDMO.

Así se registraron 711 nuevos donantes de un total de 1.143 inscritos entre marzo y mayo. La diferencia entre un dato y otro son personas que se registraron fundamentalmente en las primeras semanas de marzo, cuando aún se captaba de manera habitual y las personas acudían presencialmente a registrarse.

El Centro de Transfusión da la bienvenida y agradece su solidaridad a los nuevos donantes de médula, especialmente a esos más de 700 madrileños que no solo acudieron a donar sangre sino que, además, en plena pandemia, decidieron dar un paso más y hacerse donantes de médula.

Contador