Los madrileños valoran con un notable al sector del taxi pero piden conocer mejor las tarifas y mejoras en los coches

Publicado 16/10/2019 13:47:01CET
Imagen de un taxi en el centro de Madrid.
Imagen de un taxi en el centro de Madrid. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

El 40% de los encuestados apoyaron los paros que llevó a cabo el sector en enero

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los madrileños valoran con una puntuación de 7,1 al sector del taxi en la Comunidad de Madrid pero reclaman conocer mejor la forma de fijar las tarifas y que se mejore el estado de los vehículos en aspectos como la comodidad y la limpieza.

Estos datos se desprenden de un estudio encargado por la Federación Profesional del Taxi a Sigma Dos para conocer la percepción de sus usuarios tras las huelga de 16 días del sector que tuvo lugar el pasado enero. Este miércoles ha presentado los resultados el presidente de la Federación, Julio Sanz, y la directora general de Sigma Dos, Rosa Díaz.

Sanz ha explicado que el objetivo de este informe ha sido centrar la atención en los usuarios, que han reconocido que se vieron afectados por los paros. "Era el momento de poner en el centro de la problemática al usuario que usa nuestro servicio y abarcar las fortalezas y debilidad para poder mejorarlo", ha profundizado.

El estudio se llevó a cabo en julio, distanciado de las protestas para poder medir su impacto, y consistió en 1.000 entrevistas telefónicas y en 'focus groups'. Sanz ha destacado que un 62 por ciento de los encuestados conoce la "necesidad" de hacer un examen previo para poder regular la actividad del taxi y de las VTC y que en un 61 por ciento se ha "conseguido trasladar las reivindicaciones" que les llevaron a la huelga; mientras que un 40 por ciento apoyaron los paros.

Asimismo, del informe se desprende que el 44 por ciento de los encuestados usa el taxi por motivos de ocio y que la mayoría de la sociedad siente un "vínculo emocional" con el sector y lo tiene interiorizado como un elemento más de su día a día.

En esta línea, los consultados han valorado por encima de la media, como los puntos fuertes del sector, el conocimiento de la ciudad para "hacer efectivo el recorrido" y la experiencia de los conductores. En este aspecto, Sanz ha recordado que los taxistas tienen que tener como mínimo un año de experiencia al volante para poder ejercer, además del examen que tienen que superar.

En el extremo opuesto, han puntuado peor la calidad de los coches en busca, según Sanz, de vehículos "más cómodos y más seguros"; además de un mayor conocimiento de la tarifa apara que sea algo "más fiable y transparente". Sobre esta cuestión, el presidente de la Federación Profesional del Taxi ha remarcado que se trata de un servicio tutelado y regulado por las instituciones y que "los precios no varían atendiendo a la demanda del momento".

Rosa Díaz ha explicado que el grupo demográfico que más usa este servicio son los mayores de 65 años, seguido de los menores de 29 año. La característica más valorada por los consumidores es la inmediatez del servicio, que en el caso de los menores es el más apreciado por el 51,3 por ciento de los consultados.

En cuanto a las tarifas, más de la mitad de los entrevistados, un 54 por ciento, consideran justo el precio del servicio, frente al 39 por ciento que lo ven demasiado. En este aspecto consideran que las tasas deberían fijarla el Gobierno central (39%), la Comunidad de Madrid (27,6%) y el Ayuntamiento de Madrid (16,8%). Frente a ello solo un 1 por ciento opta por la liberalización del mercado.

Entre los aspectos negativos, también se encuentra la amabilidad de los conductores, que puntúa por debajo de la media con un 6,9 sobre 10. "Tenemos margen de mejora y el momento es ahora, si bien podríamos incorporar a la hora de acceder a la profesión un módulo de trato al cliente, con empatía y esas cuestiones para mejorar el servicio", ha sugerido Sanz.

El presidente de la Federación Profesional del Taxi ha destacado también que en los últimos años se han incorporado vehículos con una categoría ambiental eco, con el "objetivo próximo" de que toda la flota sea medioambientalmente sostenible.

Para leer más