Publicado 11/02/2015 19:02:59 +01:00CET

Un mando policial imputado por abofetear a una menor sostiene ante el juez que no estuvo en el lugar de los hechos

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un mando policial de la Unidad de Intervención Policial (UIP) imputado por presuntamente abofetear a una menor y agredir a un fotógrafo durante una manifestación ha declarado en el juicio que no estuvo en el lugar de los hechos, ya que estaba desplegado en la plaza de Jacinto Benavente de la capital.

Los hechos juzgados esta mañana se habrían cometido durante una manifestación contra la Jornada Mundial de la Juventud de agosto de 2011. El acusado formaba parte del dispositivo policial que se desplegó en los alrededores de Atocha el 18 de agosto de ese año con motivo de la visita del Papa Benedicto XVI.

Los hechos se produjeron sobre las 11.00 horas cuando una menor fue abofeteada presuntamente por el agente al mando del operativo. Uno de los cámaras que captó el momento también resultó agredido.

En el juicio, el acusado ha negado los hechos al manifestar al juez que él nunca estuvo en la zona donde se produjo el altercado. Sin embargo, las víctimas le han identificado en la sala de vistas. Además, existe un vídeo que recogió los hechos, cuyo autor también le habría identificado en la vista durante su testifical.

Tras la práctica de la prueba, el fiscal ha solicitado que se le condene por una falta de lesiones y por otra por vejaciones injustas hacia la menor, reclamando que indemnice con 3.000 euros al fotógrafo que resultó herido. El abogado de las víctimas se adhiere a la petición de pena y eleva las indemnizaciones a 6.000 euros para cada uno de sus representados.

El juicio por estos hechos se convocó para el pasado mayo, pero la instructora de la causa archivo el caso al estimar que los cargos habían prescrito. La defensa recurrió a la Audiencia de Madrid, que ordenó que se celebrará la vista ora.