La memoria del SERMAS 2013 recoge menos trabajadores porque parte de ellos han pasado a depender de concesionarias

Publicado 24/02/2015 15:18:48CET

Dice que hay reducción de camas porque hay más operaciones ambulatorias y se han cambiado estancias de tres camas a dos

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El viceconsejero de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, Manuel Molina, ha indicado que la memoria del SERMAS correspondiente al año 2013 refleja un descenso de trabajadores porque hay profesionales que han pasado a depender de concesionarias de servicios externalizados o de hospitales de gestión indirecta.

Además, ha aclarado que el documento sobre ese ejercicio expone que hay una reducción de 337 camas dado que se realizan más operaciones ambulatorias que no requieren ingresos y se ha procedido a mejorar unidades que tenían habitaciones de tres y cuatro camas para que tengan dos.

Así lo ha indicado en declaraciones a los medios de comunicación tras asistir al balance del primer modelo integral de coordinación socio-sanitaria y en referencia a la información de la Cadena Ser que indica que en la sanidad madrileña hay unos 2.500 trabajadores menos, en base a la memoria del SERMAS.

Molina ha indicado que la memoria de 2013 recoge el personal que depende directamente del SERMAS y que, en este punto, se tiene que tener en cuenta que se pusieron en marcha hospitales como el de Torrejón o el Rey Juan Carlos, cuyos profesionales pertenecen a las empresas concesionarias y no están contabilizados en ese documento.

También ha remarcado que hay hospitales con modelo de concesión en el ámbito no sanitario que tampoco vienen reflejados como personal propio del SERMAS y ha añadido que en 2013 se procedió a la externalización de servicios de limpieza en Atención Primaria y Especializada y también se hizo lo propio con la Lavandería Central.

Sobre el descenso de 337 camas de hospital en la región, el viceconsejero ha detallado que ahora se realizan más operaciones de ámbito ambulatorio, intervenciones que no requieren ingresos y que ha disminuido la necesidad de camas.

Ello ha posibilitado actuaciones de mejora de calidad de servicio y para ello se han mejorado unidades en centros como el Ramón y Cajal y el 12 de Octubre, donde había habitaciones de tres y cuatro camas para que pasen a dos camas. Fuentes de la Consejería también han explicado que hay habitaciones con capacidad de dos camas que han pasado a una cama.

Para leer más