Una multitudinaria manifestación de trabajadores de Metro exige más plantilla y el desamiantado de la red del suburbano

Publicado 21/02/2019 20:28:34CET

Protestan en las inmediaciones de la Puerta del Sol con gritos de 'Carabante dimisión'

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una multitudinaria manifestación de trabajadores de Metro ha exigido esta tarde el desamiantado de Metro de Madrid y un aumento de la plantilla, en una marcha que ha recorrido desde la Plaza Jacinto Benavente hasta la Plaza del Sol.

Los asistentes a la movilización, convocada por el Comité de Empresa de Metro de Madrid, ha coreado consignas como 'Por un transporte público y social', 'No a la muerte, no al amianto', 'Yo quiero un Metro que sea de verdad donde la gente sea lo importante y no los fachas del Partido Popular' y han insistido en la dimisión del consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante.

"Estamos aquí para reivindicar lo que llevamos meses haciendo, un servicio público de calidad", ha explicado el secretario general de CCOO en Metro, Juan Carlos de la Cruz.

También ha apuntado que el Metro de Madrid sufre aglomeraciones por la falta de maquinistas y de personal en las estaciones. "Hay algunas en las que no tenemos a nadie", ha precisado. Asimismo, ha censurado que los políticos "no hiciesen nada" durante años sabiendo de la existencia de amianto "hasta que ha habido muertes".

"Hay muchos vehículos parados (por el amianto) lo que empeora el servicio. Van a sacar 100 plazas de maquinista, que no cubren el déficit de más de 400 trabajadores que tenemos", ha expuesto el representante de CCOO.

"A pesar de que es el centenario de Metro, yo no he vivido en los 40 años que he trabajado aquí una situación tan precaria como la de ahora", ha afirmado y ha exigido un Plan Estratégico para el servicio.

Por otro lado, ha relatado que el próximo 7 de marzo se abordará en el Pleno de la Asamblea el dictamen de la Comisión de Investigación sobre la presencia del amianto en Metro, que revela que "ha habido una gestión pésima".

"No quieren reconocer la falta de responsabilidad que han demostrado los políticos", ha censurado el portavoz sindical para añadir que los grupos parlamentarios resolvieron que, respecto al amianto, hubo "ocultación" y "negligencia" por parte de Metro, lo que puso en "riesgo" a los trabajadores.

"TORNILLOS VIEJOS" PARA EL MANTENIMIENTO

Además, ha asegurado que están "usando tornillos viejos" para el mantenimiento de los trenes y que se están paralizando procesos por falta de piezas, mientras que "subcontratan más de la mitad de los trabajos de mantenimiento".

Por su parte el secretario general de UGT de Metro, Teo Piñuelas, ha asegurado que lo que está intentando "el PP es deteriorar el servicio para externalizar parte de Metro"

Ha explicado que existe una propuesta que apoyan "todos los sindicatos" para crear un fondo de indemnizaciones, reactivar los seguros de vida y hacer una fórmula de "licencias retribuidas" para que los que han estado expuestos y manipulando el amianto "puedan tener más años de jubilación".

"Por lo que nos pueda pasar, porque el amianto no da la cara de primeras y luego puede tocarte la china y desarrollar una enfermedad después", ha destacado el secretario general de UGT Metro.

Asimismo, ha acusado al Gobierno regional de falta de recursos en Metro, algo que se nota en el número de efectivos de la compañía y en las unidades móviles. "Vendieron trenes y no han previsto que iba a aumentar la demanda. Nos tememos que tengan que esperar algún año más a tener estos nuevos recursos y poder prestar un buen servicio", ha destacado.

Por otro lado, el representante de UGT ha criticado que se haya gastado "mucho dinero en remodelaciones" cuando ahora Metro de Madrid "tiene un déficit importante".

"HAN VENDIDO EL PATRIMONIO DE METRO Y AÚN ASÍ DOBLADO LA DEUDA"

Este déficit también ha sido señalado por la candidata de Izquierda Unida a la Presidencia de la Comunidad de Madrid y coportavoz de la formación, Sol Sánchez.

Ha asegurado que los "buenísimos gestores" de la compañía han "vendido el patrimonio de Metro de Madrid", pero aún así "han casi duplicado la deuda" y ha pedido explicaciones de cómo "ha podido hacerse tan mal precarizando y vendiendo y aún así aumentarla".

La coportavoz de IU ha precisado que antes del ERE acordado en 2013 había 590 millones de euros de deuda que ha ascendido hasta 910 millones de euros en la actualidad.

"Teniendo en cuenta que en Madrid estamos acostumbrados a que no hay infraestructura sin su caso de corrupción detrás, tendrán que explicarnos", ha concluido Sol Sánchez.

Para leer más