La nueva red de medición de la contaminación atmosférica obtendrá niveles un 25% inferiores a los actuales, según PSOE

Actualizado 09/12/2009 19:34:05 CET

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La nueva red de medición de la contaminación atmosférica, que pondrá en marcha el Ayuntamiento de Madrid a partir del 1 de enero, obtendrá niveles un 25 por ciento inferiores a los actuales, según señaló hoy el portavoz socialista de Medio Ambiente, Pedro Santín, en declaraciones a Europa Press.

El edil sostuvo además que aunque las actuales estaciones seguirán en marcha hasta el 31 de diciembre, lo cierto es que algunas de ellas hoy ya no estaban operativas. Éste fue el caso de la de Luca de Tena, "la más contaminada de toda la red", la de la plaza Fernández Ladrera y la de Isaac Peral. Son "curiosamente algunas de las que registran las mediciones más altas", apuntó el socialista.

Todas las estaciones señaladas superan los 44 microgramos por metro cúbico que marcan como techo las directivas europeas, cifró el edil. En su opinión, la falta de funcionamiento de estas estaciones sirve para que los madrileños "se acostumbren a tener menos contaminación en la ciudad para dar el salto de unas mediciones a otras". De hecho, el PSOE calcula que nueva red de medición de la contaminación atmosférica obtendrá niveles un 25 por ciento inferiores a los actuales.

Los socialistas reclaman al departamento que gestiona Ana Botella que se mantenga la actual red de medición, independientemente de que pueda haber un cambio de ubicación concreto, con el fin de realizar una relación histórica de datos.

"Si de todas las estaciones que tenemos solamente nueve van a medir la contaminación procedente del tráfico, como figura en el proyecto del Ayuntamiento de Madrid, perdemos un elemento clave para conocer la contaminación la ciudad", expuso asimismo Santín.