Publicado 07/12/2015 18:56CET

La oposición aprueba suprimir la subvención al servicio médico de los periodistas

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los grupos parlamentarios de PSOE, Podemos y Ciudadanos en la Asamblea de Madrid han acordado este lunes a través de una enmienda transaccional la puesta en marcha de un plan de salud bucodental infantil dotado con 8,6 millones de euros a costa de la subvención al servicio médico de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM).

La transaccional parte de una enmienda al Proyecto de Presupuestos de la Comunidad de Madrid presentada por el Grupo Socialista, por la que se crea la partida del Plan de Salud Bucodental a través de la supresión de la del servicio médico de la APM.

El portavoz en materia de sanidad del Grupo Socialista, José Manuel Freire, ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que el objetivo de su iniciativa es dar cobertura a todos los niños que cumplan 7 años en 2016. "No es posible que Madrid no tenga atención dental para sus niños para que en el futuro la enfermedad dental desaparezca", ha afirmado.

Al mismo tiempo, Freire ha defendido que "no es posible regalar a un colectivo desde la sanidad pública 9 millones de euros para que vayan a la sanidad privada".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se había comprometido a prorrogar un año más la subvención al Servicio Médico de la APM, como había quedado reflejado en el Proyecto de Presupuestos para 2016.

La argumentación que se ofrece en el Proyecto de Presupuestos para dotar 8,6 millones de euros a la APM en virtud del convenio relativo a la asistencia sanitaria a los periodistas agrupados en la misma es que "resulta de utilidad la pervivencia de esta actividad", puesto que "se está dando cobertura en sus instalaciones a un importante número de beneficiarios, coadyuvando al equilibrio del Sistema Sanitario Madrileño".

Sin embargo, a juicio del portavoz socialista, la existencia de dicho convenio "no es sostebible ni sanitaria ni éticamente, ni política ni democráticamente".

Freire puso en marcha este plan como consejero de Sanidad del País Vasco en 1990 y actualmente se aplica además en Navarra, Andalucía, Extremadura, Aragón, Baleares, Murcia y Canarias.