Osoro recuerda en la Almudena a todas las mujeres solas que sacan adelante la casa y educan solas a sus hijos

414202.1.644.368.20181109120557
Vídeo de la noticia
Publicado 09/11/2018 12:05:57CET

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha puesto de ejemplo este viernes a la Virgen María, con la que comenzó "la recreación", para las mujeres "que están solas, que sacan adelante la casa, que educan ellas solas a sus hijos".

"María también está sola. Ella sola empieza esta historia, luego la prosigue con José y con Jesús, pero en le inicio Ella Sola, en un diálogo con y ante Dios, aceptó dar rostro humano a Dios. Fijaos en la consecuencias que ha tenido", ha expresado durante la homilía de la eucaristía que se ha celebrado en la Plaza Mayor en honor a la patrona de la capital, Santa María la Real de la Almudena.

Además, Osoro ha hecho hincapié en todas aquellas madres que se le han acercado porque están sufriendo, "unas porque sus hijos están en la droga, o porque no tienen trabajo o porque fallecieron". Al arzobispo, las madres de Madrid le han enseñado a "leer el Evangelio con los ojos de María, para descubrir cómo se construye un mundo para todos y mirando especialmente a los que más lo necesitan".

Por otra parte, ha recordado que María aboga por que no se tenga miedo, y que de tenerlo sea un "miedo abierto". "Nos abre y nos hace buscar la seguridad, la que nunca falla. Es un miedo que nos rehabilita en la verdad auténtica: ponemos la vida en manos de Dios con todas las consecuencias", ha defendido.

Asimismo, se ha dirigido a los presentes para indicar que "lo que impide vivir como hermanos es la discordia, la envidia, la violencia y el deseo de poder porque mientras Jesús decía perdónales porque no saben lo que hacen" muchas veces se genera división y enfrentamientos.

"Te pedimos hoy, Madre, que nos enseñes a vivir como hermanos. Somos distintos, a cada unos ha dado Dios unas riquezas que hemos de poner al servicio de los otros. Que nunca escuchos al padre de la mentira que nos divide", ha clamado.

Osoro ha tenido además palabras para "el mandato principal" del Señor: "son inseparables el amor a Dios y al amor al prójimo". Así, ha sostenido que Jesús deja a María como Madre que se aprenda junto a Ella "que la verificación del amor a Dios se muestra en el amor que se tenga".

Por último, ha pedido que "la pobreza, la debilidad, la necesidad, la humildad o la sencillez" muevan al amor, que sorprender para hacer el bien, para buscar lo mejor para el otro; que muevan al amor de María manifestando en su sí a Dios para todos los hombres".

Contador