El parque de Valdebernardo Este será repoblado con mil árboles más

Árboles
AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo
Publicado 01/10/2018 14:19:05CET

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El parque de Valdebernardo Este, conocido popularmente en Vicálvaro como el de Cordel de Pavones, será repoblado con 1.064 árboles más. El área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha comenzado esta semana las actuaciones de mejora del ajardinamiento y la instalación de riego automatizado, recoge el Diario municipal, consultado por Europa Press.

Estas actuaciones vienen acompañadas de la renovación de toda la infraestructura viaria y de la red de drenaje y se suman a la creación de un área canina en el parque.

Las mejoras forman parte del plan de renovación de zonas verdes y parques del Ayuntamiento de Madrid, que vienen a dar respuesta a las demandas de acondicionamiento del parque solicitadas por la ciudadanía. Cuentan con un presupuesto de 567.104 euros con cargo a partidas de Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) y con un plazo estimado de ejecución de cinco meses.

El parque de Valdebernardo Este tiene una superficie de 82.747 metros cuadrados. Actualmente, el arbolado apenas tiene valor ornamental y las masas irregulares de arbustos están además muy envejecidas, describen desde el Consistorio. El objetivo es aumentar la diversidad vegetal del parque y su valor paisajístico, con la elección de árboles y arbustos que se adapten al clima y suelo de la ciudad de Madrid.

Los caminos principales del parque quedarán definidos por alineaciones de especies arbóreas de hoja caduca y de gran porte porque permiten el paso de luz y calor del sol en invierno, a través de sus ramas sin hojas, mientras que en época estival proporcionan sombra y frescor. Entre los árboles se dejará una distancia media de 9 metros para romper la aspereza de la pradera natural pero sin que la densidad de la arboleda dificulte el tránsito.

Para todas las plantaciones se ha elegido el sistema de riego automatizado mediante anillos de goteo. La red de riego se va a dimensionar de forma que en el mes más desfavorable se pueda satisfacer la demanda hídrica de las plantas.

El almacén en estado de abandono del parque, objeto de actos vandálicos, se reconvertirá en zona verde. Además se renovarán todos los caminos existentes en la infraestructura viaria del parque, incluido el carril bici, una vía de tres metros de ancho que comparten peatones y ciclistas y que discurre a lo largo de 706 metros en paralelo a la avenida de la Democracia. También se crean nuevos accesos pavimentados en la zona sur del parque y en la trasera de la caseta de jardinería.

El parque estrenará un área canina recreativa que responde a las peticiones de gran parte del vecindario. Será una zona delimitada por una valla de un metro de altura, en malla metálica y postes de pino, con puertas giratorias y superficie con arena de río donde las mascotas podrán moverse libremente. Dispondrá de una fuente con dos surtidores, adaptada para que puedan beber personas y perros.