Actualizado 04/08/2009 20:30 CET

Pasa a disposición judicial el detenido por participar en el asesinato el domingo de un militar en Cea Bermúdez

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El joven ecuatoriano detenido ayer por ser uno de los presuntos autores del asesinato el domingo de un militar en la calle Cea Bermúdez ha pasado hoy a disposición judicial tras prestar declaración policial, según informó hoy a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El arrestado, que tenía antecedentes por agresión sexual y robos, había salido de la cárcel hace dos semanas en libertad provisional a la espera de juicio por un delito sexual. Los agentes del Grupo VI de Homicidios no descartan que más personas participaran en el asesinato a puñaladas que acabó con la vida del militar, y por eso busca a otros dos jóvenes, entre ellos un dominicano, para clarificar si ayudaron o participaron de alguna manera en el homicidio.

El único detenido por el momento, cuya identidad no ha sido facilitada, fue identificado en el propio lugar de los hechos y fue detenido en la tarde de ayer en su domicilio sitiado en una localidad de la región. La Policía había retenido en la misma reyerta a su hermano, un menor de edad, al que se tomó declaración junto a sus padres. La Jefatura negó que se trate de una pelea entre bandas o que alguno de los involucrados pertenezca a uno de estos grupos latinos.

DEGOLLADO POR DEFENDER A SU HERMANA

Los hechos tuvieron lugar sobre las 6.20 horas de la madrugada del domingo, cuando el 091 recibió un aviso del 112 informándoles de que un varón había sido apuñalado a la altura del número 31 de la calle Cea Bermúdez, según informaron hoy a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de Policía y de Emergencias Madrid.

Hasta el lugar del suceso se desplazaron agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana y de la comisaría de la Policía Nacional de Chamberí. Al llegar a la zona y ver la grave herida del cuello de la víctima, un agente le taponó la hemorragia con una camisa hasta la llegada del Samur-Protección Civil, que se produjo sobre las 6.30 horas.

Los sanitarios constataron que el joven sufría una fuerte hemorragia y que estaba en parada cardiorrespiratoria, por lo que intentaron reanimarle durante unos quince minutos, pero sin éxito, certificando su fallecimiento.

En total, la víctima había recibido tres puñaladas, dos penetrantes en el tórax y una tercera en el cuello, que resultó mortal. El joven de 21 años, Norman Rodrigo Cevallos, de origen ecuatoriano pero nacionalizado español, tenía antecedentes por robo con violencia e intimidación en 2005.

En el lugar de los hechos, el Samur atendió también a una joven de origen latinoamericano, que presentaba una herida inciso contusa de carácter leve en una pierna, que se produjo al caerse a una zanja. La joven fue trasladada al Hospital Clínico.

De hecho, según las primeras hipótesis, la reyerta y el posterior asesinato se produjo después de que la víctima reprochara al grupo del presunto homicida unos comentarios que profirió a la hermana del militar.