Piden 6 años de cárcel a un inspector de Hacienda que creó una trama en torno a operaciones inmobiliarias

Audiencia de Madrid
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 05/11/2018 8:23:39CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará a partir de este lunes a un emtramado encabezado por un inspector de Hacienda que creó una trama en torno a operaciones inmobiliarias.

Serán juzgados Óscar M. F., Rosa María F. C., Manuel M. G., Carlos M. G., José Luis R. C., Luis Miguel D. C., Francisco Felipe G. G., Pedro G. S., Blanca R. S. y Manuel S. C..

La Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada les acusa de un delito continuado de cohecho, dos delitos de cohecho, un delito continuado de indebido acceso y averiguación sin autorización de datos reservados, un delito continuado de negociaciones prohibidas a los funcionarios, un delito continuado de falsedad en documento público u oficial, un delito continuado de falsedad documental y un delito de negociaciones prohibidas.

El fiscal solicita para cada uno de ellos una penas de privación de libertad que oscilan entre los seis años y un día de prisión (en concreto, para Óscar M. F.) y tres años y cuatro meses de prisión.

El fiscal anticorrupción relata que Óscar M. F., funcionario de Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado, estando destinado en la Unidad Regional de Inspección número 3 de la Delegación Especial de la Agencia Tributaria de Madrid, mantuvo una actividad ilegal desde, al menos 1996 y hasta el fin del año 2008.

El procesado, incumpliendo sus deberes y obligaciones funcionariales, desarrolló una trama con la que, bien mediante la recepción o aceptación o solicitud de injustas gratificaciones, dádivas o premios económicos, o bien mediante la grave vulneración de la obligación de incompatibilidad con su puesto de funcionario, obtenía importantes ventajas o ingresos económicos incompatibles, en su origen y en sus cifras, con su mera retribución funcionarial.

Óscar M. F. se valió para la ejecución de su continuado plan delictivo de una sociedad mercantil instrumental que constituyó junto con su esposa, María F. C., así como de otras herramientas de ingeniería económica, societaria y financiera en la que el resto de los acusados intervinieron de manera muy directa. En muchas ocasiones, los elementos de cohecho provenían de operaciones inmobiliarias.