Las pintadas en el transporte público cuestan más de 20 millones de euros al año, según ATUC

Grafiteros vuelven a pintar trenes en el Metro
CEDIDA
Publicado 05/11/2018 12:28:40CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las pintadas en el transporte público cuestan a operadores y gestores más de 20 millones al año, según ha informado la Asociación del Transporte Público Urbano (ATUC) en un comunicado después de que grupos de grafiteros hayan pintado los suburbanos de Madrid y Barcelona durante cuatro noches consecutivas.

Además de señalar que se han producido más de 7.300 pintadas en lo que va de año, la asociación del transporte público también ha denunciado la "impunidad" con la que estos actos son tratados por la justicia y ha pedido a la Fiscalía General del Estado que sean considerados "delitos de daños" y no "deslucimientos", cuando derivan en "importantes deterioros, muchas veces irrecuperables, que terminan por mermar la calidad del servicio por retrasos y 'parones' innecesarios".

Así, ATUC ha detallado que "la trascendencia jurídica de estas pintadas actualmente no está recibiendo la respuesta penal que merecieran, despenalizando y rebajando la gravedad de los daños ocasionados".

La asociación también ha precisado que "es muy frecuente que, tras la lectura del atestado o la denuncia, la causa se archive de manera casi automática, dado que el órgano instructor suele ceñirse a la pintada a la hora de valorar su gravedad, ignorando los daños y consecuencias para operadores, gestores y usuarios".

Además, dede la patronal han añadido que "a veces los jueces no tienen en cuenta la jurisprudencia que permite que estas pintadas sean tipificadas como un delito de daños siempre que se produzca una alteración sustancial de la apariencia del objeto damnificado, en este caso los vagones, sin necesidad de que haya una destrucción total o parcial del mismo".

"Esta impunidad genera un efecto llamada para disfrute de unos encapuchados que buscan descargar adrenalina utilizando malas artes y pinturas cada vez más abrasivas difíciles de limpiar y que reducen la vida útil de los vagones, generando unos costes improcedentes que terminan cubriendo los usuarios mediante el pago de sus impuestos", ha sostenido el secretario general de ATUC, Jesús Herrero.

La denuncia de ATUC se produce después de que la noche de este domingo un grupo de grafiteros pararan un un metro de la Línea 7b en la estación del Hospital del Henares para pintarlo, según han informado a Europa Press fuentes sindicales.