Actualizado 20/05/2012 19:39 CET

La población reclusa madrileña sigue bajando y ya hay menos de 9.400 presos

Cárcel
EUROPA PRESS

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El número de presos que viven en las cárceles madrileñas ha disminuido en los últimos meses y se encuentra actualmente en la cifra de 9.395 personas, 6.832 de ellos en situación de condenados y 2.563 en preventivos, según los últimos datos de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

La cárcel de la región con más presos en la Soto del Real, con 1.718 reos, seguida de la de Estremera, con 1.455; Aranjuez, con 1.450;, Navalcarnero, con 1.215; Valdemoro, con 1.186; y Alcalá Meco, con 812. Por otra parte, la cárcel de Mujeres de Alcalá tiene 573 presas. En cuanto a los centros de reinserción social (CIS), el de Navalcarnero alberga a 158 reos, el de Alcalá de Henares a 326 y el de Victoria Kent a 502.

Por sexos, en las penitenciarias madrileñas hay 8.261 hombres y 1.134 mujeres, el 12 por ciento del total.

Hace medio año la población reclusa madrileña subía de las 9.500 personas y a finales de 2010 superaba las 10.300. En el año 2000 este colectivo era de 6.604 personas. Por tanto, tras un elevado ascenso en la década pasada, en el último año y medio la población reclusa ha disminuido en un millar.

Los expertos achacan esta tendencia descendente del número de penados y preventivos en toda España no a un descenso del número de delitos, sino al acortamiento de las penas de cárcel por tráfico de drogas o delitos contra la salud pública, a la reducción de prisiones preventivas, a la expulsión de presos extranjeros a sus países de origen o al incremento de medidas alternativas a la prisión con sentencias de trabajos en beneficio de la comunidad

NUEVOS CENTROS

Desde el año 2000 ha entrado en funcionamiento un nuevo centro penitenciario y un dos CIS en la comunidad. La cárcel es la de Madrid VII, que se encuentra en Estremera, a 65 kilómetros de la capital. Cuenta con una dotación de 1.808 celdas funcionales o residenciales y 206 complementarias (64 de enfermería, 72 de ingresos o tránsitos y 70 para aislamiento).

El CIS de Alcalá cuenta con 204 habitaciones más cuatro complementarias y otras cuatro para observación. Por su parte, el centro de inserción social de Navalcarnero trata de un complejo compuesto por seis edificios que se implantan en la cabecera y en perímetro de la parcela.

Aloja 202 habitaciones residenciales y dos complementarias, distribuidas en cuatro edificios, tres de ellos iguales, con 47 habitaciones en cada uno y otro con 59 habitaciones.