Publicado 16/06/2020 13:50:42 +02:00CET

El PSOE buscará los apoyos necesarios en el Pleno de Centro para que el inmueble de Prado 30 albergue un centro de salud

Edificio en la calle de Prado, 30
Edificio en la calle de Prado, 30 - AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo

Y no el Museo Judío planteado en el edificio que okupó La Ingobernable

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal Socialista buscará los apoyos necesarios en el Pleno de Centro que se celebra este miércoles para que el edificio de la calle Prado 30, el que fuera sede de La Ingobernable, albergue "de forma prioritaria el centro de salud ubicado actualmente en la calle Alameda".

También propondrán destinar parte del espacio a servicios de biblioteca y socioculturales tras un proceso de participación entre el Ayuntamiento, las entidades sociales y la vecindad del barrio. La propuesta socialista pasa por darle un 'no' a la iniciativa puesta encima de la mesa, albergar un Museo Judío.

A mediados de febrero, antes del estallido del coronavirus en la ciudad, la secretaria general técnica de Cultura, Carmen González Fernández, aclaraba en la comisión del ramo que aún no había un acuerdo para la cesión de Prado 30 y que lo único presentado era una memoria de 45 páginas, sin plan museológico ni informe de viabilidad económica.

Fue el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, el que anunciaba el 6 de febrero la posibilidad de que allí se levantara un Museo de Cultura Hispano-Judía vía concesión demanial sobre un inmueble municipal. La Fundación Hispanojudía que está detrás del museo aportaría una inversión de 30 millones de euros ante una hipotética cesión por 50 años del espacio.

En febrero el Ayuntamiento únicamente contaba con un escrito de la fundación manifestando su interés por el inmueble y una memoria del proyecto, de 45 páginas. Después llegaría la incoación del expediente, el requerimiento a la fundación del plan museológico, del proyecto arquitectónico y el plan económico-financiero para determinar su viabilidad.

El Grupo Municipal Socialista ya reclamó toda la información sobre Prado 30 dado que sería una cesión "que compromete un espacio público a 50 años" y más cuando "hay antes otras prioridades para Madrid", exponía meses atrás la concejala socialista Mar Espinar.

Más Madrid, por su parte, ya manifestó que ven bien que se levante un Museo Judío por el legado sefardí y "más allá de que se duplique o no", dada la existencia de la Casa Sefarad en Madrid y del Museo Judío en Toledo. Con lo que no están de acuerdo es con la ubicación, en Prado 30, porque puede tener "implicaciones en la candidatura de la Unesco como paseo cultural". Al igual que el PSOE, Más Madrid ha reclamado un emplazamiento más adecuado para el centro de salud de Alameda.

Para leer más