La Red de Atención Integral para la Violencia de Género de la Comunidad atiende también a menores

Actualizado 15/08/2015 14:13:23 CET

MADRID, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Red de Atención Integral para la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid no sólo atiende a las mujeres víctimas de esta lacra, sino también a los menores, poniendo a su disposición centros, servicios y recursos para atenderlos, según ha informado el Gobierno regional en un comunicado.

La Ley de la Infancia y la Adolescencia que ha entrado en vigor esta semana reconoce a los niños expuestos a violencia de género como víctimas, algo que ya estaba previsto en la Ley Integral contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid.

Entre los recursos regionales destinados a los menores destaca el programa 'No te Cortes', de prevención de la violencia de género entre adolescentes y atención de los casos que se detecten.

En conjunto, la red de atención especializada a las víctimas de violencia de género de la Comunidad de Madrid incluye 23 centros residenciales y cinco no residenciales; 52 Puntos Municipales del Observatorio Regional de la Violencia de Género repartidos por toda la región, así como otros servicios y recursos como el Servicio de Atención Telefónica 012 Mujer, que funciona las 24 horas del día y los 365 días del año.

El Ejecutivo liderado por Cristina Cifuentes se ha comprometido a desarrollar el Plan Integral contra la Violencia de Género, impulsar campañas de sensibilización para reforzar la prevención de la violencia de género e involucrar de esta forma a toda la sociedad, mejorar la coordinación entre los distintos servicios implicados con el fin de lograr una intervención rápida, individualizada y multidisciplinar de las mujeres víctimas de violencia de género, así como prestar una atención personalizada para facilitar el empleo a las víctimas de esta lacra.

LEGISLACIÓN NACIONAL

La ley que ha entrado en vigor este miércoles establece la obligación de los jueces de pronunciarse sobre las medidas cautelares que les afectan, especialmente las de tipo civil relativas a patria potestad o la custodia de los menores y régimen de visitas, estancia, relación o comunicación con ellos.

También se amplían las situaciones objeto de protección en las que los menores pueden encontrarse a cargo de las mujeres víctimas de violencia de género, al incluir el acogimiento, la tutela, curatela o guarda de hecho.

Contempla, igualmente, una reforma del sistema de pensiones que impedirá a las personas que acaben con la vida de un pariente cobrar la pensión que su muerte haya generado, sea cual sea.

Asimismo, los hijos de un matrimonio en el que un cónyuge mate al otro podrán cobrar la pensión de orfandad completa, aunque el padre o madre homicida siga con vida, y ésta será de mayor cuantía, pues se le reconocerá el cien por cien de la base reguladora, y no un porcentaje sobre la misma, como hasta ahora.