Reintroducidos en la Cuenca Alta del Manzanares ocho pollos de águila de Bonelli

Aguilas de bonelli
GREFA
Publicado 14/05/2019 14:40:49CET

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Ocho pollos de águila de Bonelli han sido reintroducidos este martes por la asociación Grefa en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares (Madrid), con la colaboración de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid.

Según ha informado Grefa en un comunicado, esta acción se lleva a cabo bajo la cobertura de Aquila a-LIFE, un proyecto subvencionado por la Unión Europea que está ayudando a que se recupere la población en el Mediterráneo occidental del águila de Bonelli o águila perdicera (Aquila fasciata), una de las rapaces más amenazadas de Europa.

El proyecto también cuenta con el apoyo económico de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica. Gracias a Aquila a-LIFE, unas treinta águilas de Bonelli serán liberadas esta primavera en varias zonas de España e Italia que tienen poblaciones muy reducidas de esta especie o incluso ya extintas.

La primera fase de estas reintroducciones ya se ha llevado a cabo con los traslado de cinco águilas de Bonelli el pasado 26 de abril a Cerdeña y la reintroducción de este martes en la Comunidad de Madrid.

"En las próximas semanas el resto de aves que está previsto liberar esta temporada de cría será trasladado a otras zonas de reintroducción del proyecto, como Álava y Navarra", ha adelantado el presidente de Grefa, Ernesto Álvarez.

ESTABAN PARASITADOS

Cinco de los ocho pollos reintroducidos en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares proceden de la población silvestre de águila de Bonelli en Andalucía Oriental, una de las mayores de Europa, concretamente de las provincias de Málaga, Granada y Almería.

La Junta de Andalucía autoriza que algunos pollos de águila de Bonelli se extraigan de sus nidos, como contribución solidaria para la creación de nuevas poblaciones de la especie en otras zonas. Esta medida cuenta con el apoyo de la Unidad Vertical de Conservación Ambiental (UVCA) de los Agentes Medio Ambientales de Andalucía.

Tres de estos cinco pollos andaluces estaban parasitados por Trichomonas, con el consiguiente riesgo de morir, por lo que con su traslado y posterior cura y reintroducción se les ha dado "una segunda oportunidad".

Los tres pollos de águila de Bonelli restantes proceden del centro de cría en cautividad que dirige el especialista Christian Pacteau, de la entidad UFCS-LPO/BirdLife, en Vendée (Francia).

Tanto este centro francés como el existente en Majadahonda (Madrid), gestionado por Grefa, se encargan de criar águilas de Bonelli para Aquila a-LIFE. Las aves reintroducidas, de unos cincuenta días de edad, no son liberadas directamente, sino que son emplazadas en un jaulón de aclimatación que hace las veces de nido artificial, siguiendo el protocolo del método hacking, habitual en las reintroducciones de aves rapaces.

Estos ejemplares pasarán un periodo de varias semanas en esta instalación hasta que sean capaces de volar, con lo que se pretende facilitar su apego a la zona en la que van a ser liberados.

Además, se les ha colocado emisores GPS gracias a la asistencia técnica de un experto del Ministerio para la Transición Ecológica, lo que facilitará su seguimiento en el medio natural.

NACIMIENTO DE DOS POLLOS

La nueva reintroducción de águilas de Bonelli en la Comunidad de Madrid coincide con otro reciente hito de Aquila a-LIFE en la región, como ha sido el nacimiento de dos pollos de la especie en la Sierra Oeste de Madrid, en un nido regentado por una pareja reproductora de la especie en la que tanto la hembra (Haza) como el macho (Bélmez) son aves reintroducidas.

Es la primera vez que águilas de Bonelli liberadas por un proyecto de recuperación de esta especie logran criar "con éxito" en la Comunidad de Madrid.

En el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres de la Comunidad de Madrid el águila de Bonelli aparece en la categoría de 'En peligro de extinción', al mismo nivel que la emblemática águila imperial ibérica.

Actualmente, tan sólo una pareja totalmente salvaje (no procedente de reintroducciones) cría en territorio madrileño, en la zona de Alcalá de Henares.

Además de las reintroducciones de ejemplares, Aquila a-LIFE tiene en la corrección de tendidos peligrosos para la especie su otra principal línea de actuación, ya que la electrocución está considerada como la principal amenaza para la especie.

Contador

Para leer más