Publicado 09/04/2015 18:27CET

De la Rosa define a Aguirre como una "rolling stone" que sigue "ilusionando

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El concejal-presidente de Fuencarral-El Pardo y candidato a acompañar a Esperanza Aguirre en la lista al Ayuntamiento, José Antonio González de la Rosa, ha vuelto a definir a la presidenta del PP madrileño como una "rolling stone", que sigue "ilusionando" tanto a su abuela nonagenaria como a sus primos, que este año votarán por primera vez, mientras que a la gestión de Ana Botella al frente de Cibeles le ha dado "un aprobado muy alto".

En los exámenes convocados por el PP de Madrid para determinar la idoneidad de los precandidatos, De la Rosa --de 32 años, diplomado en Empresariales, con un MBA, que imparte un programa de liderazgo en innovación deportiva en Deusto Businness School junto con Chema Martínez y exciclista en la categoría élite-- ha dado "un aprobado muy alto" a Botella porque "nunca es fácil gestionar en tiempos difíciles".

"Pero los datos están ahí: se ha reducido la deuda en 3.000 millones de euros, algo nada fácil para los concejales porque obliga a tomar medidas", ha señalado. Lo que tiene claro es que Botella "pasará a la historia del Ayuntamiento por haber sido una muy buena alcaldesa aunque ha habido momentos muy complicados". "Mi nota es de un aprobado muy alto por haber sabido gestionar en la adversidad", ha añadido.

Para Aguirre tampoco ha escatimado palabras de alabanza: es una auténtica "rolling stone". "No se trata tanto de cuánto tiempo esté una persona en un puesto sino en seguir ilusionando", ha explicado. Tampoco se ha olvidado de su mentor político, Fernando Martínez Vidal, uno de los primeros precandidatos en abrir el fuego de los exámenes.

Lo que él puede aportar es su "juventud", sus "ganas de trabajar" y su "experiencia acumulada". Se ha definido como "una persona normal", que hace lo mismo que cuando tenía 20 años, con los mismos amigos y alguno más, cogiendo la bici para entrenar, practicando triatlón y saliendo a cenar con su novia.

Ante los periodistas ha reconocido que algunos amigos le preguntan cómo se puede dedicar a la política si es una "persona normal", dando muestra de esa desafección que existe, sobre todo entre los jóvenes. "Esto no es una profesión, es una ocupación y tarde o temprano nos volveremos a incorporar a la vida privada", ha resumido.

Como ciclista que es, González de la Rosa no ha dudado en plantear la posibilidad de extender el sistema público de bicicleta de Madrid, BiciMad, hasta Fuencarral, el distrito más al norte de Madrid y del que está al frente, sobre todo teniendo en cuenta la gran población que vive en los PAU.

Para él, BiciMad es "un de los proyectos de los que más puede presumir este equipo de Gobierno" que, aunque "ha llegado tarde", lo ha hecho "mejor" que en otras ciudades. Por ejemplo, con bicis eléctricas de tres marchas. No ha dudado en mostrar a la prensa su tarjeta de usuario de BiciMad.

Por otro lado, cree que hay que "mejorar la limpieza" e ir hacia un Ayuntamiento "más pequeño", descentralizando competencias en favor de las juntas.

Para leer más