Actualizado 29/03/2012 17:10 CET

Sanidad implanta la receta electrónica en San Martín de la Vega, donde ya se han prescrito 2.521 ejemplares

Ignacio González En Rueda De Prensa
EUROPA PRESS

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha implantado desde el pasado 14 de marzo de forma experimental la receta electrónica en San Martín de la Vega, donde ya 10 médicos pueden recetarla y se han prescrito un total de 2.521 ejemplares, según ha informado el vicepresidente y portavoz del Gobierno madrileño, Ignacio González.

Precisamente este jueves el Consejo de Gobierno ha conocido un informe del consejero del ramo, Javier Fernández Lasquetty, quien les ha explicado que, además, ya son cuatro las farmacias que dispensan en este municipio este tipo de recetas.

La implantación de la receta electrónica se realizará por fases. De esta forma, una vez que ya se ha puesto en marcha en San Martín de la Vega se evaluará su impacto en el gasto farmacéutico y se comprobará el funcionamiento de todos los circuitos (prescripción, dispensación y facturación).

Posteriormente, se extenderá a los centros de salud de Parque Coimbra, Arroyomolinos, Perales del Río, Ciempozuelos, Titulcia y Torrelaguna, ha añadido González.

El vicepresidente autonómico ha explicado que con esta iniciativa se conseguirá una disminución de las visitas al centro de salud y que los beneficios de la receta electrónica se extenderán también a los médicos dado que gracias a ella disminuirá sensiblemente el tiempo dedicado a cumplimentar recetas ya que éste pasará directamente a prescribir un tratamiento completo al paciente.

Así por ejemplo, un paciente hipertenso joven controlado que acude a revisión clínica en un año, ya no necesitará ir a consulta cada dos o tres meses sino que no tendrá que volver a consulta hasta el año, al acudir directamente a recoger su medicación a la farmacia.

Asimismo, la receta electrónica traerá consigo un descenso en la presión asistencial al desaparecer las visitas ligadas a la necesidad de recetas en pacientes crónicos. Por su parte, los farmacéuticos dedicarán menos tiempo a los procesos relacionados con la facturación aumentando su papel asistencial.

Por otra parte, con la puesta en marcha de la receta electrónica se podrá conocer en tiempo real la facturación de medicamentos y establecer medidas on-line si fuese necesario. La puesta en marcha de esta receta supone una inversión de 1,5 millones de euros, pero, sin embargo, su funcionamiento no conlleva costes adicionales.

González ha recordado que la implantación de la receta electrónica es un compromiso electoral del Gobierno de Esperanza Aguirre y una demanda de los médicos.

Además el Real Decreto-Ley de medidas para la mejora de la calidad y cohesión del Sistema Nacional de Salud establece que las administraciones sanitarias, en su ámbito de competencia, adoptarán las medidas precisas para que el aplicativo de la receta electrónica esté implantado en todo el Sistema Nacional de Salud antes del 1 de enero de 2013