Actualizado 15/07/2012 13:00 CET

Toda la oposición presenta una enmienda a la totalidad a la Ley de Viviendas Rurales Sostenibles

Pleno De La Asamblea De Madrid Del 10/11/11
EUROPA PRESS

Comunidad dice que la ley facilita que los madrileños "puedan disponer de una vivienda en el campo con todas las garantías de sostenibilidad"

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Todos los Grupos parlamentarios de la oposición en la Asamblea de Madrid van a presentar una enmienda a la totalidad al Anteproyecto de Ley de Viviendas Rurales Sostenibles, que ha presentado el Ejecutivo regional y que permitirá que los madrileños que lo deseen se puedan construir una casa en las fincas rurales que no se encuentren en terrenos protegidos por la legislación sectorial.

El diputado socialista en la materia, Antonio Fernández Gordillo, ha afirmado, en declaraciones a Europa Press, que esta norma "atenta contra el refundido de la Ley de Suelo de régimen básico, que prohíbe las parcelaciones en suelo rural".

Asimismo, ha considerado que en Madrid, que es una región "inmensamente poblada", "no tiene sentido" que en el 17 por ciento de suelo que queda vacante, sin clasificar, "se dictaminen parcelas sin agua, luz o evacuación de aguas fecales".

"Nos retrotrae a tiempos del lejano oeste, que nada tienen que ver con la Comunidad de Madrid del siglo XXI", ha indicado y ha considerado que la Ley "claramente, vulnera la legislación estatal de suelo y la conservación del medio natural".

Además, ha opinado que "no va a solventar" el problema del éxodo del campo a la ciudad.

"CONTRA TODO SENTIDO, RACIONALIDAD Y NECESIDAD"

Por parte de IU, la diputada portavoz en materia de Medio Ambiente, Carmen Villares, ha explicado a Europa Press que presentan una enmienda a la totalidad porque la ley va "contra todo sentido, racionalidad y necesidad en estos momentos".

Además, ha explicado que tendrá "efectos medioambientales irreversibles, destruirá la economía agraria, impone un modelo de ordenación territorial" y "atenta contra los derechos y deberes constitucionales".

Por su parte, el portavoz adjunto de UPyD Ramón Marcos afirmó esta semana que presentan enmienda a la totalidad porque es "un grave error" y "va en contra de cómo se debería hacer el planeamiento y ordenación territorial en la Comunidad".

Mientras, la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño, explicó esta semana que con esta ley se facilita a los madrileños que "puedan disponer de una vivienda en el campo con todas las garantías de sostenibilidad" y se procura "que se fijen las poblaciones locales y se consolide la población rural".

SUPERFICIE MÍNIMA DE SEIS HECTÁREA Y ALTURA MÁXIMA DE 3,5 METROS

Los requisitos contemplados para poder disfrutar de una vivienda rural de estas características pasan por que la superficie mínima de la parcela sea de seis hectáreas, que la altura máxima sea de 3,5 metros y una planta o que la distancia mínima entre dos viviendas sea de 250 metros.

La construcción de viviendas, sólo una casa unifamiliar por parcela, deberá estar basada en conceptos de sostenibilidad. Además, tienen que ser edificaciones de una sola planta que no modifiquen la rasante natural del terreno y realizarse con el menor impacto visual posible.

También se deberá preservar el arbolado de las parcelas y compensar con especies autóctonas a razón de tantos ejemplares adultos como años tuviera el ejemplar trasplantado.

Asimismo, los propietarios estarán obligados a correr con la totalidad de las obras de acondicionamiento e instalaciones, así como a garantizar la sostenibilidad de su vivienda, sin instalaciones previas que supongan una carga económica para las administraciones.

De hecho, no podrán exigir ni a la Comunidad ni a los ayuntamientos ningún tipo de inversión relacionada con el suministro de agua, luz, gas, recogida de basuras o accesos, que deberán correr a su costa