Un total de 816 menores viven con sus abuelos, hermanos o tíos en la ciudad de Madrid

Navarro en una jornada sobre acogimiento a menores
CEDIDA AYUNTAMIENTO DE MADRID
Actualizado 24/11/2012 15:51:36 CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total de 816 menores viven en la ciudad de Madrid en régimen de acogida con 693 familias, en su mayoría abuelos, y desarrollan una convivencia solidaria que permite a estos niños y adolescentes el entorno afectivo adecuado, favoreciendo así su desarrollo emocional.

Según destaca el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado, la mayoría de estas familias son abuelos pero también hay tíos y hermanos mayores. Estos casos representan el 7,5 por ciento de los 10.893 menores atendidos en los Centros de Atención a la Infancia el año pasado.

Con motivo de la celebración el pasado 20 de noviembre del Día Universal de la Infancia, el Ayuntamiento de Madrid, como viene haciendo en los últimos años, ha celebrado un encuentro festivo que reúne a las familias que acogen a menores.

Se trata del octavo 'Encuentro de Acogimiento de Menores en Familia Extensa' y ha tenido lugar en el Centro de Servicios Sociales de Valdebernardo.

Con estas familias han estado la Delegada del Área de Familia y Servicios Sociales, Dolores Navarro, la concejal de Vicálvaro, Carmen Torralba, y la directora general de Familia, Infancia y Voluntariado, Dolores Flores Cerdán.

Al encuentro han asistido niños y adolescentes, familiares acogedores y padres de los menores, que han participado en talleres lúdicos, radio en directo y espectáculo de magia. Como en ocasiones anteriores, la Asociación INCREFAM (Infancia Creciendo en Familia), integrada por un grupo de abuelos y tíos acogedores que ofrecen su apoyo a otras familias en su misma situación, ha tenido una participación muy activa.

El acogimiento en familia extensa se produce cuando los menores no pueden ser atendidos adecuadamente por sus padres y son otros miembros de su propia familia quienes garantizan su cuidado y protección.

El apoyo al acogimiento familiar se realiza en los nueve Centros de Atención a la Infancia (CAI) del Ayuntamiento que constituyen los servicios especializados de la Red de Protección a la Infancia y la Adolescencia de la ciudad.

El trabajo que realizan con las familias consiste básicamente en orientación, atención psicológica, social y educativa cuando existen dificultades de convivencia, actividades de formación y de ocio, y oportunidades de encuentro como el que hoy se ha celebrado de familias que están viviendo la misma experiencia solidaria. Se cuenta para ello con equipos interdisciplinarios formados por psicólogos, trabajadores sociales y educadores sociales.

Al respecto, Navarro ha expresado su reconocimiento a los abuelos y demás familiares asistentes y les ha agradecido su contribución a que los niños puedan disponer de una familia que les proporcione la estabilidad que necesitan para su desarrollo.

"Las instituciones hemos de asegurar la protección de los menores, ayudando a prevenir las dificultades y apoyando a los adultos para facilitarles el papel que tienen asignado en el cuidado de los más pequeños", ha manifestado.

"El Ayuntamiento de Madrid ha contraído este firme compromiso con las familias madrileñas y vamos a mantener el esfuerzo realizado estos años. Una buena prueba de ello es la amplia red de centros y servicios dirigidos a la protección de la infancia que han convertido a Madrid en una ciudad emblemática, reconocida por entidades tan prestigiosas como UNICEF que acaba de renovar el reconocimiento de Madrid como Ciudad Amiga de la Infancia", ha concluido la delegada del Ayuntamiento.