Actualizado 04/07/2015 12:25 CET

El TSJM confirma la sentencia que condena al Ayuntamiento de Boadilla por acoso laboral

BOADILLA DEL MONTE, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha confirmado la sentencia que condenó al Ayuntamiento de Boadilla al pago de 96.314,15 euros a una trabajadora por acoso laboral.

Así consta en una resolución fechada el pasado 10 de septiembre, a la que tuvo acceso Europa Press, ne la que desestima el recurso presentado por el Consistorio contra la sentencia dictada por Juzgado de lo Social número 2 de Móstoles. El fallo no es firme y puede ser recurrido ante el Tribunal Supremo.

"Se hace saber a las partes que contra esta sentencia cabe interponer recurso de casación para la unificación de doctrina que ha de prepararse mediante escrito presentado ante esta Sala de lo Social dentro del improrrogable plazo de diez días hábiles inmediatos siguientes a la fecha de notificación de esta sentencia", señala el documento.

En la primera sentencia emitida al respecto, en enero de 2014, se condenó al Consistorio al pago de 81.437 euros por la "extinción del contrato de trabajo" y al pago de otros 14.877,15 euros por "daño moral".

La denunciante, Ana Garrido, contaba con un contrato de personal laboral fijo y desempeñaba el puesto de técnico de Juventud. Se da la circunstancia de que Garrido es testigo de la Fiscalía en la trama Gürtel.

En los Fundamentos de Derecho de la sentencia del TSJM se desestiman las alegaciones del Ayuntamiento porque "se mantienen los hechos declarados probados" en los puntos "cuarto, sexto y séptimo".

"De lo que se desprende objetivamente una actitud seguida por responsables del Ayuntamiento respecto de la demandante de tal naturaleza e intensidad mantenida en el tiempo que le causó la enfermedad de ansiedad por la que tuvo que ser dada de baja temporal en varias ocasiones que se detallan en el hecho probado séptimo al que nos remitimos", señala el documento.

"Cuando una situación de ansiedad se produce mientras se está de alta en el trabajo y mejora cuando se está de baja no cabe ninguna duda del origen y etiología de la causa que la ha originado. Y si se ha originado durante los periodos de alta es debido a las condiciones laborales y personales en que se hallaba inmersa la actora; condiciones que no son precisamente los empleados (as) las que las causan sino el empleador o sus delegados a los que corresponde la organización del trabajo de aquellos", continúa la sentencia.

Fuentes municipales, han señalado a Europa Press que en el Ayuntamiento aún no se ha recibido la notificación de la sentencia, pero que cuando así sea "se presentará un recurso en el Tribunal Supremo".

LA OPOSICIÓN PIDE LA DIMISIÓN DEL CONCEJAL DE JUVENTUD

Desde el Partido Socialista, su portavoz en el Ayuntamiento, Pablo Nieto, ha anunciado que su Grupo pedirá en el próximo Pleno municipal mediante una moción de urgencia la dimisión del concejal de Juventud, Deportes, Empleo y Formación, Adolfo Arias Javaloyes.

"La sentencia conocida hoy es clara y firme despejando las dudas que el Equipo de Gobierno ha tratado de sembrar sobre el acoso laboral a Ana Garrido, empleada municipal y testigo del caso Gürtel", ha señalado Nieto.

Según el edil de la oposición, en la sentencia se "ratifica" que el concejal era "plenamente consciente de la situación de acoso que estaba sufriendo Ana Garrido". "La sentencia considera como hechos probados frases del concejal que no dejan lugar a la duda sobre el acoso sufrido por la funcionaria.

Frases como "quieren que te canses" o tan explicitas como "que había recibido instrucciones de parar el plan para que no lo hiciera Ana Garrido", ha asegurado.